Weekly News

Podría Rahm Emanuel abandonar gabinete de Obama

10 de septiembre de 2010.

Cuando se aproximan las elecciones legislativas en EU, en las que los demócratas pueden sufrir un importante revés, la Casa Blanca se resigna a asumir para entonces una importante baja: la de su jefe de Gabinete, Rahm Emanuel.

Las conjeturas sobre su marcha comenzaron el pasado martes, cuando el alcalde de Chicago, Richard Daley, anunció de modo inesperado que dejaba su cargo, del que Emanuel, natural de esa ciudad, siempre ha dicho que es el único que le interesa en el mundo político.

Incluso el presidente de EU, Barack Obama, ha admitido la posibilidad de que Emanuel, de 51 años, se presente como candidato a la alcaldía y ayer, en una entrevista concedida al programa "Good Morning America", de la cadena ABC, indicó que su jefe de Gabinete "sería un gran alcalde".

"Creo que tomará una decisión después de las elecciones legislativas. Sabe que tenemos mucho que hacer. Pero creo que sería un gran alcalde" para Chicago, la ciudad en la que Obama comenzó su carrera política.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, se pronunció de modo similar, al apuntar que "ocasiones como ésta no se prodigan. No es ninguna sorpresa que es un puesto que le interesa".

La marcha del jefe de Gabinete -el responsable de coordinar los distintos organismos del Gobierno y de las relaciones de la Casa Blanca con el Legislativo- sería la de mayor envergadura hasta el momento en los veinte meses de la Administración Obama.

Si opta por abandonar en noviembre, el jefe de Gabinete dejaría un hueco complicado.

Es posible que entonces la Casa Blanca se encuentre en el ojo del huracán si, como se espera, los demócratas sufren pérdidas sustanciales en la Cámara de Representantes y en el Senado en las elecciones legislativas del 2 de noviembre.

Su salida en esos momentos podría precipitar una remodelación del equipo actual, que estará a punto de cumplir dos años en sus puestos. Los altos cargos de la Administración estadounidense no suelen durar mucho más de ese plazo, dado el desgaste que supone el manejo del país.

Sustituir a Emanuel no será fácil. Controvertido y carismático, protagonista de una carrera política que le llevó a la Administración Clinton y posteriormente le convirtió en el "número dos" demócrata en la Cámara Baja, es uno de los funcionarios que más han imprimido su huella en la actual Casa Blanca.

De genio corto y lenguaje procaz -las malas lenguas cuentan que envió un pescado muerto a uno de sus enemigos políticos-, Obama le llamó a la Casa Blanca para que aportara lo que a él le faltaba, un conocimiento exhaustivo de los entresijos políticos de Washington.

Al frente del Gabinete, la gestión de Emanuel ha sido excelente a la hora de mantener la disciplina interna, sin que apenas se hayan producido filtraciones en el seno de la Casa Blanca.

Más altibajos ha tenido su relación con el Congreso o su visión de las prioridades políticas que debía aplicar la Casa Blanca.

Así, se pronunció en contra de dar prioridad a una amplia reforma sanitaria, el principal objetivo político que se trazó Obama tras su llegada al poder.

Emanuel abogaba por una serie de reformas de alcance más limitado, según han publicado los medios estadounidenses, aunque acató las preferencias del presidente y las ejecutó sin vacilar.

Sus maneras bruscas le han granjeado numerosas críticas. Pero también sirvieron para hacer avanzar en el Congreso las prioridades de Obama, como la reforma sanitaria o la reforma del sistema financiero.

La presión de la Casa Blanca contra el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, le generó también numerosas críticas de la poderosa comunidad judía estadounidense, que le reprochó que él como judío no defendiera sus intereses.

Entre los nombres que ya se han comenzado a conjeturar para reemplazarle figura el "número dos" del Consejo de Seguridad Nacional, Tom Donilon.

También se menciona en las quinielas a Ron Klain, el jefe de Gabinete del vicepresidente, Joe Biden, o a Phil Schiliro, director de Asuntos Legislativos en la Casa Blanca.

Por el momento, Emanuel no se ha pronunciado públicamente sobre sus intenciones. Los funcionarios de la Casa Blanca aseguran que se encuentra, por el momento, centrado en sus tareas como jefe de Gabinete y en encarar las legislativas de noviembre.

Esas elecciones pueden representar su última tarea dentro de la Casa Blanca.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles