Weekly News

EU sopesa más ayuda militar a México: WSJ

10 de septiembre de 2010.

El gobierno de Estados Unidos sopesa aumentar la ayuda militar y de inteligencia para combatir la "narcoinsurgencia" en México, aunque esta revisión no incluye el envío de tropas a ese país, informó hoy en su versión digital el diario The Wall Street Journal.

El rotativo indicó que, según fuentes oficiales de Estados Unidos y México, el Comando Norte del Pentágono, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y otras entidades federales "están discutiendo qué bienes de aviación, vigilancia y de inteligencia se podrían utilizar -tanto dentro de México como a lo largo de la frontera- para ayudar a combatir los carteles de la droga".

Esas discusiones forman parte de una "amplia revisión" de los pasos que podrían tomar las autoridades militares y de la comunidad de inteligencia "para combatir lo que algunos funcionarios estadounidenses describen como una 'narcoinsurgencia'", explicó.

Ese mayor papel de Estados Unidos, sin embargo, no incluye "el envío de tropas, salvo que para (tareas de) capacitación o de enlace, según personas allegadas al asunto", dijo The Wall Street Journal.

Agregó que las discusiones entre las distintas agencias federales sobre el aumento de la ayuda se han realizado de forma "discreta" para evitar que esto genere una mala reacción de la opinión pública en México.

Esta revisión es además "un reconocimiento tácito de que la Iniciativa Mérida lanzada en 2008, en la que el Congreso destinó mil 300 millones de dólares en tres años" para la lucha antidrogas en México, "ha sido insuficiente para frenar la violencia" en ese país, dijo el diario.

El almirante James Winnefeld, titular del Comando Norte, ordenó recientemente una amplia evaluación de la posible asistencia militar, más allá de la capacitación y los programas de intercambio de información que existen en la actualidad, precisó.

Como parte de esa revisión, el DHS trabaja conjuntamente con la Fuerza Aérea para identificar la tecnología militar más útil para vigilar el tráfico por tierra, de Marzo y aire a lo largo de la frontera común, agregó.

El portavoz de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), Juan Muñoz Torres, dijo al diario que las tecnologías bajo consideración incluyen sensores terrestres, y tanto aviones tripulados como no tripulados.

Otros funcionarios dijeron al Wall Street Journal que las autoridades también evalúan el posible uso de radares utilizados por los militares, de los cuales los más complejos pueden usarse para identificar y rastrear movimientos sobre extensas áreas.

Estados Unidos ha trabajado para aumentar la capacidad de México para vigilar las comunicaciones de los carteles de la droga e identificar su ubicación exacta, indicaron las autoridades.

Sin embargo, "las agencias estadounidenses mantienen dudas sobre compartir su inteligencia más sensible, debido a preocupaciones de que algunos de sus contrapartes mexicanas puedan estar en la nómina de los carteles", dijo el diario. El almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto, está cada vez más preocupado por el problema de seguridad en México y le ha pedido a su personal que trabaje con el Comando Norte para explorar una mayor cooperación con las fuerzas militares en ese país, dijo un líder castrense desde el anonimato.

"La pregunta es qué es lo que el Ejército mexicano aceptará de nosotros", dijo esa fuente, quien aseguró que el Gobierno mexicano parece estar cada vez más abierto a una mayor cooperación, en parte porque la situación de seguridad "está empeorando". En declaraciones al diario, el embajador de México en Estados Unidos, Arturo Sarukhán, dijo que su país "ha alentado a Estados Unidos a que mejore y profundice la cooperación" en la lucha antidrogas.

El artículo fue divulgado tras dos días de polémica desatada por las declaraciones del miércoles de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, de que la "narcoviolencia" en México se está convirtiendo en una "insurgencia" y que cada vez se parece más a lo que vivió Colombia hace 20 años, "cuando los narcotraficantes controlaban ciertas partes del país" .

Sus comentarios desataron una ola de críticas en México, y en Estados Unidos varios funcionarios del Gobierno, incluso hoy mismo el propio presidente, Barack Obama, han salido a matizar las declaraciones de Clinton.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles