Weekly News

Pasados por agua tres campeones

12 de septiembre de 2010.

En una semivacía Plaza de Toros México, donde quien hizo el gran entradón fue el torrencial aguacero que se dejó caer sobre el coso de Insurgentes, la mexicana Ana María La Guerrera Torres retuvo el campeonato supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), al vencer por decisión unánime en 10 asaltos a la boxeadora alemana Alesia Graf.

Ana María dio una exhibición de velocidad, puntería y poder de nudillos ante una retadora que la superaba en estatura y alcance.

Mientras la tormenta inundaba el ruedo, anoche convertido en arena de boxeo, Ana María se dio gusto golpeando a su rival y en el segundo round la envió a la lona en dos ocasiones.

Durante todo el combate Torres llevó la pelea al terreno que más le convino y castigó severamente a su oponente para sumar puntos, a tal grado que en el décimo round la puso sobre piernas tambaleantes, pero llegó el fin del combate. Al final el resultado se dio a conocer a capela porque se apagó el micrófono ambiente.

Sosa, campeón otra vez

En un combate de poder a poder, el mexicano Édgar Sosa (40-6, 24 KO) conquistó el campeonato internacional de peso mosca del CMB al vencer por nocaut técnico, en 10 asaltos, al filipino Ryan Bito (18-7-3, 6 KO).

Sosa fue cortado de un cabezazo en el segundo asalto, pero se repuso para dar un concierto de mano izquierda y aplicarle metódica paliza a su oponente.

Édgar alternó el castigo a cuerpo y cabeza para someter a su rival que, en más de dos ocasiones, lo sorprendió con volados de derecha, pero al final en el round 10 Sosa mandó al filipino a la tarima brava con precisos y potentes ganchos de mano izquierda y así se escribió la historia.

Morales se coronó

Como en sus mejores tiempos, el mexicano Érik El Terrible Morales se impuso por nocaut técnico a los 2:46 minutos del sexto episodio al escocés Willie Limond, para con ello convertirse en el campeón internacional de peso superligero del CMB.

Un concierto de ganchos al hígado fue el que le abrió el camino a la victoria al mexicano.

En el sexto asalto Morales tiró tres veces a su rival, todas ellas con ganchos en la región hepática, hasta que el réferi se apiadó del valiente escocés.

Morales demostró que lo que bien se aprende no se olvida, porque también manejó de manera excelente su mano derecha.

Este triunfo le sirvió al tijuanense para convertirse en retador oficial al campeonato ligero del CMB que ostenta la Humberto La Zorrita Soto.

De ganar este cinturón, Érik se convertiría en el primer peleador en la historia de México en tener cuatro títulos mundiales en diferentes divisiones.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles