Weekly News

Charrería,orgullo nacional

14 de septiembre de 2010.

Los tatas de Anenecuilco, Morelos, cuentan que Emiliano Zapata no tenía un pulgar. ¿La causa?, su afición por la charrería, tal vez lo perdió en un pial o una mangana.

“Poseía yo antes de la Revolución mejores caballos, mejores sillas vaqueras y más lujosos trajes de charro que los que tuve a mi disposición durante la época revolucionaria”, así se describe el propio general en el libro La Revolución del sur y Emiliano Zapata su caudillo, de la autoría de Antonio Díaz Soto y Gama.

“Hay muchos charros que con la reata han perdido dedos, sobre todo en los piales, las mangas y la terna en el ruedo”, afirma Guillermo Hernández Morrones, director del Museo de la Charrería. “A don Emiliano Zapata le gustaba mucho montar a caballo, inclusive supimos que hasta fue tentador de caballos, igual que Pancho Villa, por eso le pusieron El Centauro del Norte, por lo bien que montaba a caballo al igual que toda su tropa”.

La charrería comenzó como una necesidad. En los Llanos de Apan, Hidalgo, y antes en Acajuba, también en el estado de Hidalgo, había gente que transportaba ganado —burros, bueyes, caballos, mulas—, fue ahí donde empezaron a travesear (charrear por esparcimiento). Esto ocurrrió tiempo después de que el ahora beato franciscano San Sebastián de Aparicio les enseñara a montar a caballo a los indígenas y a los mestizos allá por el siglo XVII. Posteriormente, para marcar el ganado —herrar— en las faenas de campo se necesitaba lazar reses y caballos, lo que también ponía a prueba las habilidades de los primeros charros.

Dos siglos después apareció la Asociación Nacional de Charros, en 1921, lo que posicionó a la charrería, se protocoliza como un deporte, y desde entonces se derivaron otras agrupaciones regionales. Mientras que la Federación Mexicana de Charrería surgió en 1933.

“En el Lienzo de La Viga se hizo el primer charro en 1962 y se invitó al doctor José Islas Salazar —quien en ese entonces era presidente de la federacion nacional— para que presenciara esa charreada que se le llamó charro completo. En 1963 se instituyó de manera oficial”, relató el director del museo ubicado en la esquina que hacen las calles de Isabel la Católica e Izazaga, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Se tiene información de la existencia de lienzos en el Estado de México y Jalisco, muy antigüos, por lo que también reclaman que el inicio de la charrería fue en esas zonas. Aunque influyó la presencia de las ganaderías de toros de lidia, sin embargo la charrería buscaba la mansedumbre del ganado, para ello se utilizaron anqueras —las cuales sirven para quitarles los reparos a los potros y a las potrancas—.

Los chinacos (denominación que se les otorgaba a los guerrilleros mexicanos, que eran hombres de a caballo, audaces y valientes) recurrieron a las anqueras a partir de 1821.

Vestimenta de charro

El traje de chinaco nace de la protección que necesitaban los mestizos e indios que tenían permiso para montar a caballo, porlo que se empezó a vestir con indumentaria elaborada con gamuza de venado, envolviéndose las piernas con correas de cuero desde la cadera hasta abajo de las rodillas. Por debajo se colocaba un calzón de manta y el pecho se protegía con camisa de gamuza sin mangas, aunque después ya se cubrió en totalidad dando origen a la cotorina (casaca).

Con la llegada de los Bandidos de Río Frío, la tradición cambió, porque estos empezaron a utilizar paño en vez de manta, con botonadura de oro y plata.

Los chinacos utilizaron lanza hasta 1865, posteriormente empezaron a portar carabina y pistola, cuandos estas armas llegaron de Francia.

El traje de faena actual consta de pantalón, chaparreras, camisola o pachuqueña, corbata, cinturón, botines y sombrero.

“Al emperador Maximiliano de Habsburgo se le debe el traje de etiqueta de charro, porque le decía a los chiancos que cerraran sus pantalones para que vistieran como él”, asegura Guillermo Hernández.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles