Weekly News

100 imaginan el 2110

16 de septiembre de 2010.

¿Cómo se imagina a México en 2110? Me imagino un México orgulloso de su pasado, satisfecho de su presente y con confianza en su futuro. Un México que, en el Tricentenario de la Independencia, vive plenamente la libertad, la igualdad, la prosperidad y la democracia por la que lucharon millones de mexicanas y de mexicanos en 300 años de historia.

Veo un México con un crecimiento poblacional estable, en el que las familias estarán compuestas de manera equilibrada por niños, jóvenes y adultos, después de varias décadas de haber estado integradas, predominantemente, por adultos mayores, lo que le dará al país la vitalidad para alcanzar sus metas y expectativas de desarrollo de cara al futuro.

Veo un México que ha superado las desigualdades entre quienes viven en el campo y en la ciudad, entre mujeres y hombres, entre los indígenas y quienes no lo son; un México con oportunidades de salud, educación y desarrollo para todos.

Veo un México limpio y con un desarrollo sustentable, que preserva lo más valioso de su riqueza natural: sus bosques y selvas, sus mares, ríos y lagos, su enorme diversidad biológica. Veo un México profundamente comprometido con el cuidado del medio ambiente, que basa su crecimiento en el uso de energías renovables.

Veo un México seguro, un país de leyes, en el que los ciudadanos viven en paz y tranquilidad. Un México próspero, que compite y triunfa en el mundo; un México que genera empleos para todos sus jóvenes. Un México más democrático, en el que los ciudadanos participan intensamente en la vida pública y pueden así mejorar su nivel de vida.

Veo un México donde la forma de hacer gobierno habrá cambiado. La gente exigirá mucho más a todos los gobernantes, no sólo al Presidente sino a todos los que tienen una responsabilidad pública, en todos los órdenes de gobierno y en todos los poderes. La democracia será más dinámica y participativa, con muchas mejores herramientas de decisión, en la que se utilicen como nunca las comunicaciones electrónicas a las que todos los ciudadanos sin excepción tendrán acceso.

Pero lo más importante es que veo que éste es un México posible, un México que no necesita esperar al tricentenario, si todos seguimos dando cada día lo mejor de nosotros mismos y aportando nuestro mayor esfuerzo en la construcción de un país mejor.

¿Cómo imagina que un presidente se desempeñará en ese tiempo?

Hoy y siempre, el Presidente debe ser un ciudadano que sirva a México y a los mexicanos con pasión y determinación. Un líder comprometido con las mejores causas y los más altos ideales de la sociedad, que no rehúya los retos, los obstáculos ni las dificultades que se le presenten, y que ofrezca soluciones viables a los problemas de la gente. Un gobernante que actúe con apego a las normas y valores de la democracia, que privilegie siempre el diálogo y el acuerdo para impulsar el bienestar y el progreso nacional. Un dirigente que invariablemente sea factor de unión e integración entre todos los mexicanos, y que sea el primer defensor de las libertades que hemos sabido conquistar como sociedad y como país. Tendrá que ser un líder a la altura de las circunstancias que, partiendo de lo mejor de nuestros valores y de nuestra historia, proyecte a México a un futuro de prosperidad y progreso para todos sus habitantes.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles