Weekly News

Perforadora llega hasta los mineros

18 de septiembre de 2010.

OPIAPÓ, Chile (Agencias).— La primera de tres perforadoras que trabajan en el rescate de 33 mineros chilenos atrapados bajo tierra desde hace seis semanas alcanzó ayer la profundidad del área donde se encuentran, pero aún tomará tiempo lograr el ancho suficiente de la cavidad para sacar a los hombres.

Los mineros del yacimiento San José ayudarán removiendo los escombros que cayeron dentro del refugio cuando la perforadora atravesó el techo de la mina. “Desde ahora en adelante necesitamos su ayuda (de los mineros), porque vamos a iniciar una perforación en que vamos a necesitar remover material en el fondo del pozo”, dijo a la televisión el jefe de las operaciones de rescate, Andre Sougarret, gerente de la mina de cobre El Teniente, de la estatal Codelco.

En una de las operaciones de rescate subterráneo más complejas que se hayan realizado, ingenieros taladran sucesivamente agujeros más anchos usando dos perforadoras para alcanzar a los mineros, atrapados en un túnel a 700 metros de profundidad luego de un derrumbe ocurrido el 5 de agosto.

También fue instalada una tercera máquina que normalmente se usa en perforaciones petroleras.

La Armada de Chile diseñó una cápsula que será usada para trasladar a los hombres a la superficie, uno a la vez, en cuanto el ancho del hoyo perforado alcance unos 66 centímetros en diámetro, un poco mayor que el ancho de los hombros de una persona.

El gobierno chileno buscó asesoramiento de un equipo de expertos de la NASA para ayudar a mantener a los hombres en un buen estado mental y físico durante las operaciones de rescate. Cada uno de ellos perdió unos 10 kilos durante los 17 días previos al día en que fueron ubicados con vida.

Los mineros recibieron alimentos energéticos para aumentar su fuerza y ahora están en buenas condiciones de salud. Nutricionistas están ayudando a preparar tradicionales empanadas de carne para que los hombres puedan celebrar, hoy, el bicentenario de la independencia de Chile. Aunque las familias de los mineros también celebrarán el bicentenario, sus pensamientos seguirán concentrados en la operación para liberar a sus seres queridos.

Una gran bandera chilena fue izada ayer en un mástil situado frente al palacio presidencial de la Moneda, en el centro de Santiago, como parte de los festejos por el bicentenario chileno, que se extenderán hasta el próximo lunes.

El presidente Sebastián Piñera encabezó el acto acompañado de sus cuatro antecesores en el cargo, Patricio Aylwin, Eduardo Frei, Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, todos ellos de la Concertación de centroizquierda, ahora en la oposición. “Ésta es la bandera de un Chile unido y de un Chile reconciliado”, dijo Piñera ante los cuatro presidentes que han gobernado el país desde el retorno a la democracia y el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Negociarán con mapuches

Piñera aprovechó para anunciar que su gobierno se sentará a negociar con representantes de las comunidades mapuches, como demandan los comuneros presos en huelga de hambre desde hace 67 días.

“Tenemos una deuda con nuestros pueblos originarios y, particularmente, con el pueblo mapuche”, dijo el mandatario, quien anunció además un programa económico y social denominado Plan Araucanía cuyo objetivo es “mejorar la calidad de vida y oportunidades de desarrollo” de los indígenas.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles