Weekly News

"No hay manera de salir a divertirse"

19 de septiembre de 2010.

Los Tigres del Norte, dueños de más de 500 canciones y 55 álbumes de música norteña, lamentan que el clima de violencia que impera en México inhiba a la gente para salir a divertirse. Además, los Jefes de Jefes se manifiestan en contra de la Ley Arizona y exigen que también se persiga a los capos de la droga allá en Estados Unidos, y que se den a conocer sus nombres y apellidos.

Bueno, a ver, déjame empezar Jorge con algo, ¿se puede celebrar el Bicentenario de la Independencia?

—Bueno, yo creo que en cada uno de nuestros corazones existe una manera en la que quisiéramos celebrarlo, como una forma de expresarnos, así, que no tuviéramos tantos problemas, vamos. De repente queremos divertirnos, queremos celebrar de una manera más abierta y en esta ocasión yo creo que podemos celebrarlo siempre y cuando olvidemos por unas cuantas horas lo que nos ha pasado. Creo que cada uno de nosotros, los mexicanos, tenemos que darnos un momento de nuestro tiempo para hacer una celebración, y sobre todo una meditación sobre lo que estamos viviendo.

Eduardo, ¿ustedes alcanzan a ver al público?



—Pues sí, sí lo alcanzamos a notar, yo creo que es algo que tenemos nosotros, que al momento en que nos subimos al escenario vemos la alegría de la gente cuando estamos trabajando. Cuando cantamos ciertas canciones, también vemos llanto, vemos seriedad en la gente, pero eso no significa que la gente está triste o que la gente llegó triste al evento, sino que a veces una canción le recordó algo o tal vez en ese momento nos quisieran decir algo, pero no pueden acercarse a nosotros hasta que termina el evento y bajamos a tomarnos una fotografía. Creo que la gente que va a nuestros eventos va a divertirse, va a olvidarse de todos los problemas que tuvo entre semana y, ¡se llegó el día en que llegaron Los Tigres del Norte!, y justo esa gente va ese día con el fin de tener un momento de alegría.

Óscar, ¿cómo piensan y qué importancia le conceden Los Tigres del Norte a los narcocorridos? ¿Hay riesgos? ¿Les han pedido hacer alguno?

—Cuando se vino la ola de corridos nueva, usando palabras altisonantes, fuertes, que no se deben de usar, nosotros ya no le entramos. Hemos cuidado mucho la letra de esas canciones, no hemos caído en esto porque el estilo de Los Tigres del Norte es muy original y respetuoso. Cuando tenían otro sentido nosotros fuimos los primeros en cantar estas historias.

¿Es diferente el público de Estados Unidos al de México?

Jorge: Sí, sí hay diferencia, sobre todo que el público de Estados Unidos y del extranjero en general es un público al que le gustan más las canciones de nostalgia, eso que les recuerda a nuestro país, que les hace memorar sus raíces, de dónde venimos, y son mucho más arraigados a nuestra cultura, a nuestro folklore, y a nuestra música. Y el público en México es muy expresivo, efusivo, se divierte. Como que cuando llega ese momento de escuchar la música de Los Tigres del Norte es donde desbordan todas esas emociones y se expresan de miles de maneras. Esas son las grandes diferencias, y obvio, el repertorio cambia obligadamente porque las canciones que nos solicitan en el extranjero son distintas a las que nos piden acá en México, aunque la cuestión de los corridos, por ejemplo: “Camelia La tejana”, “La camioneta gris”, “La puerta negra”, son muy tradicionales y han marcado etapas muy importantes dentro de nuestra carrera y nos las piden dondequiera que vayamos.

Hernán, cuando ustedes están en Estados Unidos, ¿son conscientes de la dificultad que tiene la gente para ir a verlos? Corren de la migra y gastan sus dólares…

—Últimamente eso se ha vuelto más notorio. El sacrificio que hacen económicamente y también el pánico que les causa salir, sobre todo ahora con la Ley Arizona. Creo que ya se está hablando de que hay otros estados que también van a adoptar la postura de esta ley, pero, en este sentido, creo que Los Tigres del Norte siempre hemos tratado de alguna manera, con nuestras canciones, de darles fe, aliento, esperanza. Tenemos canciones muy apegadas y muy reales sobre lo que le acontece al migrante que va a Estados Unidos y eso también nos identifica mucho con ellos, digo, hay canciones importantes como: “La Jaula de Oro” y “De paisano a paisano”.

¿De dónde salió “Jaula de oro”?

Hernán: Es una historia que a nosotros mismos nos sucede, porque llegamos allá, tuvimos familia y pues los hijos queriéndolo o no se van mezclando con la otra cultura, con sus amigos, con la escuela, con el vivir en Estados Unidos y los padres que no estamos muy cerca de eso, perdemos contacto y eso ayuda a que se nos vayan a la otra cultura; y ese tipo de canciones son las que nos ayudan a estarles recordando siempre que hay que estar pegados a lo nuestro.

Jorge, ¿les afectó la Ley SB1070? ¿Pasó algo en su entorno? ¿Cómo la ven?

—Sí afecta a todos en cuestión del entorno porque invade la tristeza, comenzamos a ver las cosas de diferente manera, y nuestros eventos también cambian porque al escuchar lo de Arizona cambia su actitud también. Pero a medida en la que ha ido transcurriendo el tiempo hemos tratado de ayudar, en este momento estamos haciendo un evento en Los Ángeles para todos aquellos abogados a los que hay que pagarles dentro de una asociación que se llama Fondo Mexicoamericano para la Defensa Legal y Educación (MALDEF, por sus siglas en inglés), que ha ayudado a migrantes por muchos años en toda la nación. Y lo que hacemos es juntar dinero a través de eventos para que defiendan a nuestros compañeros, sobre todo en esta situación tan difícil.

¿Han tocado en EU desde que salió la Ley?

—Tocamos una noche.

¿De que se aprobara?

—No, de que la señora, la gobernadora dijera que iba a firmar el documento, y lo firmó la siguiente semana.

Debió haber sido muy fuerte ese concierto, ¿no?

—Sí, es triste, había muchas problemáticas y dudas por el sheriff de esa área, el famoso Arpaio y lo que iba a acontecer en ese momento. Pero lo hicimos en una universidad donde él no podía entrar con su gente, entonces los de la Universidad de Phoenix nos llevaron a trabajar y creo que el público estuvo muy contento. De hecho los congresistas en Arizona han tomado muy en cuenta la labor que hemos llevado a cabo, y no sólo nosotros sino todas las organizaciones que están trabajando en todo el país.

Me parece interesante cuando dices “es una situación triste”, porque sí es una situación triste, vale decirlo.

—En lo personal así lo siento, hay ahí una tristeza que no puede reflejarse claramente hasta que no tengamos una decisión de parte del señor presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Nosotros queremos que nos dé una luz que alumbre un poquito la esperanza de todos los que puedan calificar para estar en ese país.

Eduardo, una de las cosas que uno alcanza a ver es que de repente uno se pone a pensar en que si a los músicos, a ustedes que son garbanza de a libra y no lo digo por estar aquí, ¿les pasa de largo o no lo que pasa en México? Ya sabes, ¿si les pasa de largo o no la inseguridad, porque si no es que a lo mejor viven en el privilegio? ¿si les pasa de largo que los políticos se peleen? ¿Que nos entiendan? ¿La inconformidad? ¿Cómo lo ven?

—Preocupa, aunque no vivimos aquí en la República Mexicana. Te preocupa porque tienes muchos familiares todavía aquí en México. Preocupa por la inseguridad que existe. Sabemos que no es de ahorita. Yo creo que el Presidente ha hecho ciertas cosas para parar todo esto. Sabemos que no es algo fácil, que se tardará un tiempo para lograr el propósito que tiene, pero ojalá que con el tiempo se logre. Y si ya no está él, que el próximo que venga siga con esto, para que se pare todo esto y que la gente tenga más maneras de cómo salir a divertirse, porque es lo que tiene triste a México ahorita, no hay manera de salir a divertirte, de irte de una ciudad a otra con tranquilidad. Entonces yo creo que se deben hacer muchas cosas más para que esto se tranquilice y tengamos más seguridad en el país.

¿Cómo ves este asunto, Hernán?, porque sabemos que es un asunto que a ustedes les atañe. Me imagino la gente en los conciertos, los fans, que al final a ustedes se les acercan, ¿qué les dicen?

—Sí, los fanáticos reales de Los Tigres del Norte siempre comentan ahí, cuando se acercan a tomar una foto con nosotros. Creo que de principio cuando empezó todo este desorden de la violencia y que empezaron a asesinar gente del ambiente hubo mucha polémica y mucha publicidad sobre la falsedad de que todos los artistas se dedican a cantarle a cierta gente.

¿Se les han acercado los narcos? —Como tal que nos digan, “¡Este fulano quiere que le vayan a tocar, y si no algo les va a pasar!” No. Quizá eso es algo que nos hemos ganado porque nunca nos hemos visto en esa necesidad y siempre nuestro campo de acción ha sido otro, gracias a Dios, y ojalá que no nos suceda. Lo que acontece ahora con los artistas, y más con el ambiente grupero, es que se nos relaciona con ese tipo de ambientes. Por lo que nosotros hemos luchado es por tratar de poner a la música norteña en otro sitio, en otras esferas sociales, que le guste a toda la gente, y no que únicamente nos encasillen o relacionen con cierto tipo de gente.

Jorge, ¿qué importancia creen que tiene el tipo de música que tocan? De repente se escucha en todas partes y en todos los estratos sociales.

—Es una música con la que el pueblo tiene mucha relación, en su forma de vivir, sus historias. Pero hay algo muy cultural que tiene la música y Los Tigres del Norte en el estilo, la forma de decir, las propuestas que tenemos han cambiado con ellos, a través de los años el grupo se ha ido transformando, ha ido haciendo cambios musicales y cantando diferentes tipos de historias, desde el corrido, historias de amor, historias para las mujeres, para los hombres, para los niños, para las familias, poemas de diferentes tipos, de la iglesia hasta religiosas; entonces ha habido una transformación y la intención es que el público se vea reflejado en todas nuestras canciones.

Cuando el grupo interpreta una canción en el escenario, hay algo que nosotros no podemos ver, hay algo que ellos reciben de parte nuestra que no se ve y que es lo que a ellos les gusta y no lo pueden ver a través de la televisión, no lo puedes ver, no está ahí, está en los ojos de la gente y en el sentimiento de su corazón y la forma de cómo nos ven, eso es difícil de adivinar, no te lo podría decir. Nosotros tenemos esos recuerdos porque cuando estamos cantando, interpretando una canción, podemos ver ese cambio, que de repente el gesto, los ojos, la cara, la sonrisa, la tristeza, los labios, en fin, tantas cosas.

¿Cómo ves el problema de la droga en EU? ¿Recuerdas algún gran capo detenido?

Jorge: No, nomás vi en la televisión el caso de un italiano en Nueva York, no recuerdo el apellido. Que hubo una corte y le dieron prisión pero por narcotráfico, lavado de dinero y otras cosas pero directamente por esto no, no recuerdo. Y hasta la fecha vemos las noticias en Estados Unidos, y vemos puros mexicanos, lo más grande que se puede notar es que hay mexicanos, mexicanos, mexicanos, que no son nacidos en ese país. Mexicoamericanos no, sólo mexicanos que son a los que la ley ha insistido en detener. Han pasado casos más recientes en el área donde nosotros estamos, por allá en el norte de California, que han hallado gente con muchísimo dinero en sus casas, de narcotráfico, pero nunca hemos tenido la oportunidad ni hemos leído que algún americano, con apellido americano...

Americano, ¡Smith!

Hernán: Sí, no, no hay, hasta ahorita no hemos visto nada, y se nos hace muy curioso que no estén involucrados en esto. Ahorita que recordaba a los que han detenido últimamente. Pues yo creo que los gobiernos deben de trabajar conjuntamente para hacer más investigación. No sé si al gobierno mexicano le permitan que vaya al gobierno de allá a hacer investigaciones porque parece que no.

El gobierno mexicano debería hacer investigaciones en Estados Unidos.

Hernán: En Estados Unidos pero no se le permite, pero ellos sí pueden entrar aquí, tengo entendido, ¿no? Creo que así es. Hace poco descubrieron, cerquita del Yosemit Park, que es un parque nacional, uno de los más turísticos de California, como doscientos y tantos acres donde estaba sembrada mariguana. Y eso también, todos lo que agarraron eran mexicanos y toda la información era sobre los cárteles de México pero nunca mencionaban a ningún nombre americano. Inclusive mencionaban a una persona que tenía un rancho cerca de ahí que era como a 30 millas por donde llevaban el agua a donde estaban los sembradíos, y el dueño del rancho también era un apellido hispano, lo cual me parece muy….¿Cómo un hispano va a tener un rancho de doscientos acres y qué los va a sembrar? ¿Pero quién es el dueño de ese rancho? Eso es lo que estamos diciendo. Y yo creo que todo EU es lo mismo, porque hay veces que andas en Chicago o en Indianápolis o en Saint Paul, Minnesota y ¿quién es el que controla más adentro de EU? No es solamente el hispano, el apellido en español, o sea, entonces...

Ahora con “La Barbie” y con “El Grande” sí pasó algo. Los detuvieron y ellos eran dueños de la casa.

Hernán: Bueno, ahí yo sí creo que en México puedan ocurrir cosas diferentes que en los EU. Pero allá que son tan minuciosos. Si para comprarte una casa que cuesta más de diez mil dólares y la quieres pagar en efectivo tienes que dar un papel. Allá no es tan común que una persona vaya y se compre un rancho en efectivo que te va a costar más de diez mil dólares.

Oigan, pues muchas gracias. Yo sé que es obvio pero, quizás en momentos como éste que vive el país, ¿no Hernán?, que uno se siente, de repente atosigado, abrumado, como que no se ve la luz al otro lado del túnel, aparecen unos tales Tigres del Norte y a lo mejor nos hacen pasar bien la noche. Hernán: De lo que se trata esta noche, vamos a tratar de olvidar todo lo que nos está pasando, el pánico que nos da salir a la calle, el pánico que nos da el trabajo. Aquí va a haber fiesta, va a haber música, va a haber mucha alegría. Pues es una celebración, una de la más importantes del país. Y yo creo que nosotros lo vamos a disfrutar mucho porque, sin temor a equivocarme, no nos va a tocar otro centenario, de celebración, ¿no? Es un privilegio y hay que aprovecharlo, hay que disfrutarlo, hay que decirle a todos que vamos a salir a divertirnos al máximo, que esto va a estar padre, que nos olvidemos un poquito de lo que nos pasa y que ¡Viva México!, y que hay que celebrar.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles