Weekly News

La Opinión de:
Cruz Pérez Cuéllar
¿Y los capos gringos?

20 de septiembre de 2010.

Hace algunos días leí las declaraciones de la secretaria de Estado del país vecino del norte, Hillary Clinton en las que aseguró que México se esta pareciendo mas a Colombia de los años 80´s “donde los narcotraficantes llegaron a controlar ciertas partes del país”-, y advirtió contra la amenaza de unas organizaciones criminales que han hecho fuerza común” y se han metamorfoseado en una forma de insurgencia en México y Centroamérica.

A partir de ahí y con justa razón se han alzado muchísimas voces criticando tales declaraciones no porque los mexicanos no estemos conscientes de la dura realidad que vivimos sino por la desfachatez con la que nuestros vecinos del norte hablan de nuestros graves problemas con el crimen organizado, de los grupos criminales que operan en nuestro país, de la amenaza que eso representa para su seguridad interior, de la movilización de tropas a la frontera, en fin de todo lo que pasa en nuestro querido México; y entonces creo que con cada vez mas fuerza los mexicanos y nuestro Gobierno Federal deberíamos exigirles que antes de opinar sobre lo que pasa acá nos expliquen y hablen mas de lo que pasa allá.

Me explico, todos sabemos que parte del problema de inseguridad que vivimos se debe a que uno de los mercados mas grandes del mundo para el consumo de drogas lo es Estados Unidos, y digo parte porque no debemos dejar de reconocer los problemas de consumo de drogas doméstico, la impunidad que existe en México, la complicidad de muchas corporaciones con el crimen, en fin, mucho de lo que se puede hablar y que desafortunadamente hasta nuestros socios comerciales se dan vuelo hablando de nuestras debilidades.

Pero, ¿porque no empiezan por reconocer que gracias a ese enorme consumo y lo lucrativo del negocio también acá tenemos tantos problemas?, ¿porque no le ponen un alto a la venta y tráfico de armas que cruzan del norte al sur?, será porque ¿es un negociazo y aunque con esas armas se esté armando una guerra es mejor no parar el negocito?, porque nunca hablan de las organizaciones que operan en su vasto territorio?, a poco nos vamos a tragar eso de que solo organizaciones mexicanas o colombianas operan en ese mercado.

La verdad es que si para producir, transportar y cruzar estupefacientes se requiere de una organización criminal, entonces para traficarlos y venderlos en las calles de Nueva York, Los Ángeles y cientos de ciudades de Norteamérica se debe requerir una o mas bien varias organizaciones criminales mucho mas grandes y complejas con complicidades en diversos niveles de gobierno. De verdad, ¿creen que pensamos que sólo hay capos, traficantes, autoridades cómplices de Latinoamérica y no de su país?, Por favor, ¡ya basta!

¿Porque la Secretaría de Estado no habla de eso?, ¿Porque cada vez que se discuten temas de cooperación siempre se ve la paja en el ojo y no la viga en el propio?, Es tiempo de hacer un alto en el camino y exigir compromisos claros del otro lado de la frontera.

Mientras tanto, en México debe seguir el debate y la exigencia para que los tres niveles de gobierno asuman su responsabilidad y no se escuden para todo en la Federación, es lamentable que la gran mayoría de las entidades federativas no hayan legislado en materia de narcomenudeo simplemente para no hacerse cargo de la seguridad de sus gobernados y mas grave es que los gobernadores no asuman su responsabilidad frente a la extorsión y el secuestro que son delitos del fuero común y, porque no decirlo, que se revise la estrategia del Gobierno Federal, sigo pensando que deben orientarse mas recursos al combate a la pobreza, a la generación de empleos, al rescate de espacios públicos que a las armas y a la guerra, sobre todo mientras nuestros vecinos del norte sólo hablen de nuestros problemas y no de parte de sus causas que están en sus narices.

Para evitar se repita un “colombianazo” aquí, es justo entonces, que nuestro país reclame a su vecino del norte, a su Secretaría de Estado y a todos los que en el otro lado de la frontera han alzado la voz para que la violencia cese en México, que hagan muestra de esa voluntad política para que reduzcan el consumo de enervantes de su país, frenen el tráfico de los mismos por sus propias fronteras; de igual manera dejen de armar a los grupos criminales y creen las leyes necesarias para castigar ejemplarmente a quienes lucren con el comercio de verdaderos arsenales.

En fin, el problema del narcotráfico requiere más acciones objetivas y claras que expresiones disuasivas y poco efectivas, así como de un apoyo real de Estados Unidos a México.

Comentarios, favor de enviarlos al correo: [email protected]



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles