Weekly News

Fuera seis meses

22 de septiembre de 2010.

Carlos Vela y Efraín Juárez estarán apartados del Tricolor durante medio año. La investigación realizada por la dirección general de Selecciones Nacionales, tras la fiesta protagonizada por varios futbolistas del equipo nacional la madrugada del pasado 8 de septiembre, arrojó que ellos dos fueron los de peor comportamiento.

La sanción se da justo cuando el calendario del conjunto verde luce con poca actividad. Se perderán el duelo del próximo 12 de octubre frente a Venezuela, en Ciudad Juárez, y quizá otro par de cotejos amistosos durante el inicio de 2011. El castigo terminará el próximo 8 de marzo.

Once jugadores más han sido multados con 50 mil pesos cada uno (cerca de 4 mil dólares), debido a su participación en aquella reunión celebrada luego de superar a Colombia por la mínima diferencia, en el estadio Universitario.

La cantidad que pagarán será donada a una casa hogar en Ciudad Juárez o en pro de los damnificados en el estado de Veracruz, a causa de los recientes huracanes.

Todos los que militan en clubes del extranjero y fueron convocados por Efraín Flores aparecen en la lista. Los cinco que la libraron juegan en equipos mexicanos.

Néstor de la Torre, director de Selecciones Nacionales, asegura que estas medidas tienen como objetivo “dejar con certidumbre los escenarios que rodean a la Selección Mexicana, que lo más importante es la institución, la Selección por sí misma, porque representa a todo un gremio de futbolistas y a un país. Hay que hacerle frente a los errores y ver para adelante. El primer paso para poder progresar es reconocer cuando uno se equivoca”.

El directivo acusa a Vela y a Juárez de violar cuatro artículos del Reglamento Interno de la Selección Mayor, concernientes a disciplina, comportamiento en concentración y viajes, visitas recibidas mientras se está con el equipo nacional, además de mostrar respeto en todo momento y hacer caso a las indicaciones que se les dan sobre lugares y horarios en los que deben reportarse. Los otros 11 castigados, sólo infringieron uno de los artículos.

“Tienes que estar en un espacio, con una disciplina y guardando una dieta, con actividades muy específicas, enfocadas a una competencia que vas a llevar a cabo”, explica. “Claro que son jóvenes, pero eso no exime de una responsabilidad y siempre pueden existir los espacios de recreación, pero hay sus momentos y lugares”.

Buena parte de los sancionados se enteraron de su castigo en voz de De la Torre, quien confiesa que no todos la asumieron inmediatamente. Solicitaron exponer su versión. De poco les sirvió, ya que conocían perfectamente los lineamientos del Tricolor y los castigos a los que se harían acreedores, si no los seguían.

“Se platicó con la gran mayoría, porque hay actividad”, recuerda. “En muchos hubo aceptación total, otros mencionaron algunas dudas que se platicaron, pero es un tema que pasa, no por una percepción, sino por algo escrito, que estaba especificado”.

Néstor comparte que, en las pruebas que posee, “hubo de todo, no nada más lo platiqué. Hay cosas contundentes por escrito”, aunque se niega a revelar si en la fiesta hubo prostitutas: “Son rumores. Hubo invitados, familiares, amigos...”.

Lo que sí deja en claro es que “todo se toma en cuenta”, con relación a los desplantes de Vela hacia Efraín Flores, mientras recibía indicaciones antes de ingresar al campo en el choque con los colombianos.

“Eso tiene que servirnos a todos, no puede volver a sucedernos”, sentencia. “Por supuesto que resentimiento no existe, lo que hay son ganas de mejorar, un compromiso de tener esa certidumbre que estamos buscando para un escenario de continuidad. Si estamos pensando en el crecimiento del futbol mexicano, tenemos que pensar en eso: hacernos más eficientes, y eso sólo lo logras con disciplina y orden”.

Las que pretende reforzar con las sanciones anunciadas ayer.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles