Weekly News

Alcaldes electos de Chihuahua aceptan problema de inseguridad

27 de septiembre de 2010.

Chihuahua, Chih.- Los alcaldes electos serranos y del centro del estado, que habrán de asumir el mando en los próximos 15 días, reconocieron que el problema de la violencia en la entidad no podrán solucionarlo en sus tres años de administración.

Entrevistados por separado, en una gira por municipios de la sierra Tarahumara, los ediles de Bocoyna, Urique y Chihuahua, Hipólito González, Leobardo Días y Marco Quezada, respectivamente, coincidieron que el problema de seguridad que vive la entidad “no se solucionará de la noche a la mañana”.

El presidente municipal de Urique, una de las localidades por donde existen gavillas y grupos del crimen organizado que dirige Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, reconoció que el problema de la inseguridad merece más atención por parte de las autoridades.

Sentenció que la población está harta de que en todo momento estén sufriendo el embate de este tipo de grupos, en donde muchos de ellos obligan a los habitantes de esta región a trabajarles la siembra y trasporte de drogas, sobre todo de marihuana.

Por su parte, el alcalde electo de Bocoyna, Hipólito González, municipio en donde el 17 de julio de 2008 acribillaron a 13 personas, entre ellas un niño de 2 años, dijo que la sociedad no tiene confianza en las autoridades, “algo que debe atenderse de inmediato”.

Aseguró que la zona serrana del estado es matizada como una de las regiones más violentas del país, comentarios que se encuentran fuera de contexto, pues una prueba de que es todo lo contrario es el crecimiento del turismo en la región.

Coincidió que para enfrentar el problema delictivo, sobre todo aquí en la Sierra de Chihuahua, requiere el apoyo del gobierno federal y estatal, “pero no solo trayendo policías y soldados que permanecen por un tiempo y después abandonan la plaza”.

A su vez, el presidente municipal electo de Chihuahua, Marco Quezada Martínez, informó que desde que ganó en los comicios ha dialogado con el próximo gobernador, César Duarte, en cuanto al manejo de la policía única que se pondrá en marcha en breve.

Añadió que en este marco, tanto el gobernador electo como los alcaldes de todo el estado están conscientes que el problema de seguridad pública será difícil del enfrentar, sobre todo cuando el crimen organizado tiene más ventajas frente a la autoridad.

Adelantó que en lo corresponde a su gobierno, habrá de invertir los recursos necesarios para contrarrestar el problema de la inseguridad, sobre todo cuando las familias ya no salen a las calles por temor a sufrir una agresión.

Por último, el gobernador José Reyes Baeza Terrazas comentó que el principal pendiente que deja en su administración es la inseguridad que siente la gente, más allá de los logros y metas alcanzadas.

A nueve días de entregar el poder estatal, señaló que todas las instancias del sector público tienen temas pendientes hasta en tanto no se garantice la seguridad.

Resaltó los resultados positivos en esta contienda, donde se ha impactado la estructura de los grupos criminales, aseguramiento de bienes y mercancía de procedencia ilícita, los narcóticos, armamento, entre otras cosas.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles