Weekly News

Guerra entre pandillas, factor de violencia Juárez, dice la PGR

28 de septiembre de 2010.

La guerra entre pandillas es hoy el factor clave en el nivel de violencia y ejecuciones en Ciudad Juárez, Chihuahua, de acuerdo con datos de la Procuraduría General de la República.

Rasurado completo de cejas, anulación de pestañas, tatuajes extremos en cara, brazos u otras partes visibles del cuerpo, colguijes con siglas del grupo al que pertenecen o etiquetas con abreviaturas criminales pegadas en vehículos están entre las formas más utilizadas por pandilleros para identificarse ante rivales y a la vez detectar enemigos para ejecutarlos.

El Cártel de Juárez y el de Sinaloa, que se pelean la plaza, han destinado, según la PGR, “millones de dólares” para comprar a las pandillas más numerosas y legendarias de Juárez: el primero a Aztecas y Pura Raza Mexicana; el segundo a Artistas Asesinos (AA o doblados) y Mexicles.

Los cárteles en disputa, sin embargo, “aprovecharon la esencia pandilleril de lealtad, sentido de pertenencia y defensa del territorio para incorporarla a la lógica de espiral de violencia, al cambiar estructura y operación de estos grupos y dotarlos de armas”.

Sobre el tema, el Procurador Arturo Chávez detalló: “Hay tal cantidad de victimas que pertenecían a pandillas que ya estamos hablando de un problema de exterminio entre ellas, en el que por lealtad y defensa del territorio un grupo se ha propuesto desaparecer al otro”.

De acuerdo con los registros de la PGR, del número de ejecutados diarios en la urbe fronteriza, más del 60% formaban parte de alguna de las pandillas citadas.

Entre los pandilleros “ha crecido la costumbre y hasta el fervor a la muerte, porque en vez de ocultar su afiliación han ideado maneras de identificarse y diferenciarse de los contrincantes, aun cuando esto aumente las posibilidades de que sean torturados, mutilados o acribillados”.

Así lo explicó Chávez: “Se rasuran las cejas para ser perfectamente identificados, no sólo por los integrantes de su grupo, sino por los que están en frente… Y los otros se tatúan de una manera visible con el objeto de que la pandilla rival los reconozca y sepa con quiénes es el enfrentamiento”.

El índice de violencia en Juárez, según la dependencia, no aminorará hasta que alguno de los bandos sea aniquilado.

La realidad delictiva de Juárez es distinta a la de otros puntos sangrientos del país como Michoacán, “donde los miembros de La Familia actúan con tintes semidogmáticos, porque piensan que le hacen un bien a su comunidad, que con matar y traficar droga la defienden”.

O como en Tamaulipas o Nuevo León, “donde la manifestación de la fuerza es evidente, así como el empoderamiento cultural del narco, se trata ahí de un tema estrictamente económico, de interés, de ambición”.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles