Weekly News

Inseguridad en México está en nivel crítico, dice Carlos Pascual

29 de septiembre de 2010.

El embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, afirmó, respecto de la posible presencia de “narcoinsurgencia” en nuestro país, que “no importa cómo se le llame, lo que es crítico es el nivel de violencia que se ha alcanzado.

“Tenemos que hacer todo para apoyar a controlarla y dar más seguridad a la población”, aseguró.

El diplomático reiteró que Estados Unidos está comprometido completamente para trabajar con Mexico, y “apoyar y ayudar con las medidas que tome el país para controlar esta violencia”.

Pascual planteó que, debido a la inseguridad, algunos mexicanos se han ido del país, aunque no dio cifras.

EU califica como crítica la escalada de violencia

El embajador de Estados Unidos, Carlos Pascual, afirmó ayer que su país está preocupado por los niveles de violencia en México, por lo que ofreció el apoyo de su gobierno a fin de controlar a la delincuencia.

Respecto a la posible presencia de la "narcoinsurgencia" en México, el diplomático expuso que "no importa cómo se le llame, lo que es crítico es el nivel de violencia que se ha alcanzado.

"Eso es lo preocupante, tenemos que hacer todo para apoyar a controlarla y dar más seguridad a la población", dijo Carlos Pascual.

Reiteró que Estados Unidos está comprometido para trabajar con México, "apoyar y ayudar en las medidas que tome el país para controlar esta violencia".

Pascual resaltó que el gobierno estadunidense no cuenta con cifras sobre un posible desplazamiento de ciudadanos mexicanos hacia Estados Unidos como producto del incremento de los niveles de delincuencia.

"La delincuencia actúa sin conciencia y sin sentido de humanidad cuando empieza a utilizar coches bomba, granadas, para matarse unos con otros.

"Es una indicación que nos está preocupando por el impacto que pueda tener en las vidas de las personas inocentes", señaló el diplomático.

En ese sentido, comentó que no sería una sorpresa que mucha gente que ha tenido la capacidad de huir e ir a otro lugar donde crea que está más segura, lo haya hecho.

Por eso es tan importante poder trabajar con el gobierno mexicano y hacer todo lo posible para apoyar el proceso de establecer y poder mantener el Estado de derecho en esas ciudades, expuso.

Consideró que además de prevenir y anticiparse a los hechos delictivos, se debe mejorar la capacidad para responder a este flagelo, a fin de tener resultados más efectivos en temas como tráfico de armas o lavado de dinero.

El embajador resaltó que últimamente la violencia ha enfocado más su atención en las autoridades mexicanas, como el caso del asesinato del candidato a la gubernatura de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, y de varios presidentes municipales.

Pascual fue entrevistado tras su participacion en La Red de Recursos Globales de Medio Ambiente y Energia Green Expo, a la que acudió también el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard.

La semana pasada, el director del FBI, Robert Mueller, y la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, al comparecer ante una comisión del Congreso de su país, coincidieron en que el incremento de la violencia en México representa una mayor amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos.

"Las tasas de homicidio han aumentado dramáticamente. También los ataques al gobierno", comentó Napolitano.

Ven otra vez “narcoinsurgencia”

La capacidad de desestabilizar gobiernos ha convertido a los cárteles del narcotráfico en una amenaza insurgente y criminal, por lo que Estados Unidos debe encabezar una iniciativa hemisférica para derrotar al crimen organizado, aseguró ayer una institución investigadora en un informe.

El crimen organizado “hace metástasis (propagación de un mal o de una enfermedad) en una nueva insurgencia criminal organizada”’, señala el informe Guerras criminales: pandillas, cárteles y la seguridad nacional estadunidense.

“Estas redes amenazan a los gobiernos y sociedades civiles del Hemisferio Occidental y, cada vez más, a Estados Unidos también”, agrega.

Bob Killebrew y Jennifer Bernal, investigadores del Centro para una Nueva Seguridad en Estados Unidos (CNAS, por sus siglas en inglés), definen en su reporte a la insurgencia como “un intento de debilitar o impedir las funciones de un gobierno, lo cual describe las actividades de las FARC en Colombia, los cárteles mexicanos y algunas redes transnacionales”.

El senador republicano Dick Lugar dijo el domingo que la violencia por las drogas en México ha adquirido características de una “narcoinsurrección”, porque los cárteles intentan limitar el control del gobierno en partes del país.

“Las luchas entre los cárteles y algunos estados en el hemisferio occidental no se tratan solamente de las drogas ilícitas, o del crimen, sino que han escalado a tal grado que se han convertido en una lucha de poder entre cárteles, pandillas y el gobierno civil”, explican los autores del reporte, especialistas en el tema seguridad.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles