Weekly News

Ordena ejecuciones con base en las revelaciones del Tarot

15 de octubre de 2010.

En menos de 10 años, Servando Gómez Martínez, La Tuta, pasó de maestro normalista a líder del narcotráfico.

Abandonó las aulas para convertirse en uno de los hombres más violentos de La Familia Michoacana, capaz de ordenar ejecuciones de supuestos traidores basado en las revelaciones que le hace el tarot.

Con un amplio poder de corrupción, El Profe, de 44 años, tiene capacidad para comprar policías o militares, mantener una nómina de 100 mil pesos mensuales para pagar la protección de la policía de Arteaga y otros municipios, y financiar las campañas de políticos locales, de acuerdo con el perfil elaborado por la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Seguridad Pública federal. Identificado como uno de los capos que controla las operaciones del tráfico de droga en Michoacán y Guerrero, en 2001 inició su carrera criminal, traficando mariguana por su cuenta, para posteriormente unirse a La Familia Michoacana, de la que es considerado lugarteniente regional, y en la que ahora ordena ejecuciones de policías e integrantes de grupos rivales, así como los secuestros y las extorsiones.

El estratega

Aficionado a las peleas de gallos, el gobierno federal ofrece una recompensa de 30 millones de pesos por él y por cada uno de los líderes de la organización.

Entre sus funciones están la planeación de estrategias mediáticas, que son utilizadas con el objetivo de desacreditar a funcionarios, o proponer públicamente pactos y diálogos con el gobierno federal, como ocurrió el 13 de julio de 2009, cuando hizo una llamada telefónica al canal de televisión "CB Televisión", al programa Voz y Solución, en el que pidió ser escuchado por el presidente Felipe Calderón.

También se le señala como promotor financiero de políticos, pues presuntamente a través de su hermano Luis Felipe, La Tuta apoyó la campaña de Jairo Rivas Páramo, El Jairo, para la presidencia municipal de Arteaga, población en la que de acuerdo con la ficha criminal del gobierno federal "logró ejercer un control absoluto sobre autoridades y policías".

Además coordina a algunos lugartenientes y supervisa la recolección de cargamentos de drogas, principalmente de mariguana para enviarla a Mexicali. Su zona de operación corresponde a municipios ubicados en el litoral de Michoacán y Guerrero, también tiene presencia en la región serrana.

El gobierno federal lo ubica en el segundo nivel de mando dentro de La Familia, sólo por debajo de Nazario Méndez Vargas El Chayo o El Loco y Jesús Méndez El Chango o El Chamula.

Sus movimientos

Recluta a personas de origen guatemalteco para el trabajo en el campo, quienes además son sus pistoleros y, cuando se desplaza fuera de Michoacán, ingresa nuevamente a esa entidad por Colima, hacia Coalcomán de donde se dirige a Artega, municipio en el que se le relaciona con seis domicilios, entre ellos los ranchos La Tuta, ubicado en la carretera Las Cañas-Arteaga, a la altura de Las Juntas, y El Encino, cercano a una pista clandestina, que ya fue cateado sin econtrarse drogas ni armas.

La Tuta tiene gente a su servicio en un poblado ubicado aproximadamente a 30 kilómetros de Arteaga, ruta obligada para acceder a este lugar, desde donde se le reporta de cualquier movimiento o entrada de vehículos. Generalmente se traslada en una camioneta doble cabina color rojo y una pick up color blanco, en las cuales transporta armamento.

Las autoridades federales han ubicado otros ocho vehículos con placas de Sonora, Michoacán y Tamaulipas que utilizan integrantes de su familia.

Se le atribuyen entre otros, el homicidio múltiple de 12 agentes de la Policía Federal, perpetrado el 13 julio de 2009 en La Huacana, Michoacán, y de "orquestar" los ataques contra las instalaciones de la Policía Federal en ese estado, Guanajuato y Guerrero. También se le relaciona con el rancho El Valle, en donde se localizaba una persona identificada como Salvador Gómez, Chava Gómez, y que ha sido utilizado por sicarios a su servicio para ocultarse después de realizar algún secuestro u homicidio.

Mantiene vínculos delictivos con quienes fungieron como director, subdirector y primer jefe en turno de la Policía Municipal de Arteaga, así como con el comandante de la misma corporación Hilario Cárdenas Camacho La Leona o Gil Cárdenas.

El perfil de Servando Gómez se ha integrado a partir de investigaciones policiales como de declaraciones de testigos protegidos, cómplices y familiares, como su hermano Luis Felipe El Güicho, quien relató que a los 19 años se juntó con su esposa vivió en Quiroga, donde dio clases. Cuando se separó se fue al rancho Medina, de su papá donde cultivó papaya, jitomate y maíz.

Servando se fue a trabajar a unos ranchos de maestro. La Tuta ya había comenzado a tener vínculos con narcotraficantes: "Yo le dije a Servando que dejara eso... tiempo después le volví a pedir a mi hermano que mejor diera clases, pero él me contestó: 'Tengo que seguir en esto porque ya no me puedo salir'".





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles