Weekly News

Arremete Felipe Calderón contra el expresidente Vicente Fox

28 de octubre de 2010.

Por primera vez, el presidente Felipe Calderón extendió hasta su antecesor Vicente Fox la crítica de la falta de acción contra la delincuencia que caracterizó a las autoridades del pasado reciente.

En entrevista con BBC de Londres, el mandatario atribuyó a "las muchas equivocaciones" de su correligionario del PAN el hecho de que el crimen organizado alcanzara los actuales niveles.

El periodista Stephen Sackur le preguntó a Calderón si coincidía con lo dicho por Fox sobre el beneficio que traería la legalización de las drogas al romper el sistema económico que genera millonarias ganancias a los narcotraficantes.

"Tengo un gran respeto por el ex presidente Fox, pero creo que cometió muchas equivocaciones en ese asunto. Quizá la más importante fue no actuar a tiempo en relación con el mismo. Creo que si México hubiera comenzado a luchar contra este problema hace diez años, estaríamos hablando ahora de un asunto completamente diferente", respondió el mandatario federal.

En seguida abordó el asunto de la legalización con el señalamiento de que toda decisión tiene puntos positivos y negativos. Argumentó que si bien, "probablemente" con esa medida se reduciría el mercado negro y por lo tanto las utilidades de los delincuentes, habrá que considerar que "existen muchos jóvenes que obtendrían acceso directo a los estupefacientes".

Calderón admitió que, de darse una legalización de la mariguana en California, "ciertamente habrá un impacto y tenemos que evaluar la situación".

Señaló que "más allá del lado económico de todo esto, se me dificultará mucho encarcelar a alguien por cultivar mariguana en tanto que los estadunidenses utilizan la misma sustancia para, no sé, fines de placer, etcétera, a pesar de los problemas médicos de la mariguana".

El periodista le preguntó a Calderón si se había arrepentido de su confrontación de los cárteles de la droga:

"Se trata, fundamentalmente, del compromiso de establecer el Estado de derecho en México, con el fin de permitir a la gente gozar de condiciones justas para vivir, para invertir o para cualquier otra cosa. No se trata sólo de un combate al narcotráfico. Y no, no me arrepiento. Definitivamente no", respondió.

Calderón expuso que los problemas del crimen organizado crecieron "a lo largo de los años, incluso décadas. Y esa es la cuestión: no va a ser fácil y no va a ser rápido. Y ciertamente va a ser doloroso. Pero prevaleceremos y derrotaremos a los criminales".

-No puedo dejar de preguntarme cuánto más dolor puede resistir México - planteó el entrevistador.

"El punto es que la alternativa implica renunciar y entregar a los delincuentes el control del país. Y eso es algo que yo nunca, nunca haré", reviró Calderón.

Rechazó el señalamiento de Hillary Clinton de que la delincuencia actúa como una insurgencia, y recordó que el dicho de la secretaria de Estado fue desmentido por el propio presidente Barack Obama.

"No tenemos un movimiento de insurgencia. Eso es absurdo, si me permite decirlo. Se trata de delincuentes llevando a cabo su negocio. No están en busca del poder. Ciertamente están actuando en contra de las leyes y nosotros estamos intentando aplicar dichas leyes", expuso el ejecutivo.

excelsior.com.mx



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles