Weekly News

Candidata de EU pide deporten a su ex empleada, inmigrante mexicana

29 de octubre de 2010.

Los Ángeles.- La candidata republicana a gobernadora de California, Meg Whitman, aseguró hoy que su ex empleada del hogar, una inmigrante mexicana, "debería ser deportada" por estar ilegalmente en EU, según declaró en una entrevista para el canal Fox.

Whitman afirmó que "aunque le rompe el corazón", Nicandra "Nicky" Díaz, quien trabajó a su servicio durante nueve años de forma irregular, "mintió sobre su estatus migratorio y falsificó documentos" por lo que tendría que ser expulsada de EU

"La ley es la ley y vivimos bajo el imperio de ley. Es importante", añadió Whitman, quien por primera vez se posicionó sobre qué debería pasar con Díaz, quien en septiembre salió a la luz pública para acusar a la republicana de maltratarla y explotarla.

La candidata conservadora a suceder a Arnold Schwarzenegger al frente del Ejecutivo californiano negó en todo momento que durante los años que Díaz trabajó para ella tuviera constancia de que se encontrara ilegalmente en el país e insistió en que, cuando lo supo, la despidió.

La emigrante mexicana, en una emocional comparecencia ante la prensa, dijo que Whitman le dio la espalda cuando le pidió que la ayudara a legalizar su situación.

Whitman, por su parte, acusó al entorno de su rival demócrata, Jerry Brown, de orquestar una campaña de desprestigio en su contra con el testimonio de Díaz, cuya historia fue amparada por la abogada Gloria Allred, cercana a las filas demócratas.

"El 3 de noviembre nadie se va a preocupar por Nicky Díaz", comentó la republicana, para quien la mexicana está siendo utilizada con fines electorales.

"Después de tratar de asegurarles a todos los californianos que Nicky Díaz era 'parte de su familia,' Meg Whitman por fin se quitó la máscara hoy y declaró que Díaz debe ser deportada", afirmó el director de Comunicaciones del Partido Demócrata de California, Tenoch Flores.

"Hoy sabemos que dirá cualquier cosa para ser elegida y para ganar el favor de sus partidarios conservadores", señaló Flores.

Horas después de sus declaraciones en televisión, Whitman volvió a ser cuestionada sobre el futuro de Díaz en un acto en la localidad de Stockton.

Allí la republicana se limitó a decir que su ex empleada está "aquí ilegalmente" y que su destino está en manos "de las autoridades federales".



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles