Weekly News

Votan en Guinea para elegir presidente tras 52 años de dictaduras

7 de noviembre de 2010.

Dakar.- Los electores de Guinea acudieron hoy masivamente y en un ambiente tranquilo a las urnas con motivo de la segunda vuelta de los primeros comicios democráticos desde la independencia del país en 1958, informaron los medios locales.

Los 4.2 millones de electores deben decidir quién de los dos candidatos más votados de la primera vuelta celebrada el pasado 27 de junio, el ex primer ministro Cellou Dalein Diallo y el veterano opositor Alpha Conde, dirigirá el país en los cinco próximos años.

Según las fuentes, tanto en Conakry como en el resto de localidades del país los votantes acudieron en masa a los centros de votación desde primeras horas de la madrugada, por lo que se formaron largas colas de guineanos a la espera de la apertura de los colegios, a las 7:00 horas local y GMT.

Hasta el mediodía, no se mencionó ningún incidente de importancia en esta jornada electoral cuya afluencia podría alcanzar e incluso superar la de la primera vuelta, en la que se registró una participación de un 80 por ciento.

Los medios también informaron de que las votaciones transcurrieron en calma y que esta segunda vuelta parece contar con una mejor organización en comparación con la primera, marcada por numerosos fallos que habían retrasado seriamente el inicio de las operaciones en varios centros en algunas zonas del país.

"Hay pocos problemas que no tienen importancia", subrayó un responsable de la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI), en una declaración a la radio privada senegalesa RFM, aseguró que se han tomado todas medidas necesarias para solucionarlos.

Numerosos electores acudieron a los colegios electorales convencidos de estar participando en unos comicios "históricos" que inauguran una nueva era en la evolución de su país, sometido durante más de cinco décadas de regímenes autoritarios.

El presidente interino y jefe de la junta militar que gobierna el país, el general Sekouba Konaté, votó alrededor de mediodía en un colegio del palacio Sekoutoureya, en Conakry.

El candidato Conde votó también antes de mediodía en un centro de la capital mientras su adversario, Diallo, tenía previsto depositar su papeleta en la urna a las 14.00.

Los dos candidatos llamaron a los guineanos a la reconciliación nacional en una reunión mantenida el viernes pasado frente al presidente del Gobierno de transición ante las cámaras de la televisión nacional, una manera de calmar la tensión y los temores de incidentes violentos postelectorales tras la segunda ronda.

Más de cuatro de los más de diez millones de guineanos están convocados a votar en estos comicios, en los que intervienen unos 25 mil agentes electorales en 9 mil 900 colegios y en las que unos 16 mil policías y gendarmes, desplegados en las 38 circunscripciones del país, vigilan el proceso electoral.

Además, miles de observadores locales supervisan la jornada electoral, de ellos varios cientos de Unión Africana, la Unión Europea y varias organizaciones internacionales.

Guinea vivió un mes de campaña electoral antes de esta segunda vuelta que transcurrió con tranquilidad hasta el jueves pasado, día en el que una serie de enfrentamientos entre seguidores de Diallo y Toure causaron entre cuatro y seis muertos, según los medios locales.

A raíz de estos enfrentamientos étnicos, las Fuerzas Armadas han garantizado su total neutralidad en estas elecciones.

El general Konaté convocó los comicios presidenciales tras haber sustituido al frente de la junta golpista al capitán Moussa Dadis Camara, que se hizo con el poder el 23 de diciembre de 2008 tras la muerte de Lansana Conté, quien ejerció la presidencia durante 24 años.

Tras el cierre de los colegios previsto a las 17:00 horas, comenzará el recuento de los votos y se espera la proclamación de los resultados definitivos en el plazo de una semana.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles