Weekly News

Cólera amenaza a 200 mil haitianos

13 de noviembre de 2010.

Ginebra.- La Organización de Naciones Unidas (ONU) demandó ayer a la comunidad de donantes la cantidad de 163.8 millones de dólares para evitar un desbordamiento de la epidemia del cólera en Haití, luego de estimar que unas 200 mil personas podrían contagiarse.

En rueda de prensa, la vocera de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Elisabeth Byrs, subrayó la necesidad urgente de recibir estos fondos ya que “todos nuestros esfuerzos podrían ser superados por la epidemia”. Aseguró que sin ese apoyo económico la enfermedad podría propagarse sin control.

Por su parte, Gregory Hartl de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que se estima que en los próximos seis meses el cólera podría afectar a 200 mil personas por lo que se han dispuesto 15 centros especiales de atención, siete de ellos en Puerto Príncipe. Según Hartl, el índice de dispersión de la enfermedad es alto en el país caribeño debido a las malas condiciones del agua y calidad de higiene ligadas a la pobreza “los haitianos son más susceptibles a la bacteria”.

De acuerdo a informes del ministerio de Salud de Haití, se han contabilizado 724 muertos y 11 mil 125 casos, de los cuales diez víctimas fatales y 278 personas hospitalizadas se registraron en Puerto Príncipe.

Médicos Sin Fronteras (MSF) alertó ayer que “la situación es preocupante ya que todos los hospitales en Haití están saturados de pacientes y estamos viendo que el número de enfermos ha aumentado siete veces más que hace tres días”.

En la zona de Cite de Soleil, caracterizada por la extrema pobreza, MSF informó que han atendido 216 casos, mientras que hace cinco días atendían solamente a 30. Stefano Zannini, jefe de la misión de MSF en Haití expresó su preocupación por la falta de espacio en la capital haitiana. “Si el número de casos sigue ascendiendo a este ritmo, tendremos que tomar medidas drásticas para poder atender a la gente”, advirtió Zannini.

Advirtió que “tendremos que utilizar lugares públicos, incluso las calles (...) puedo ver la situación deteriorarse hasta el punto de ver a enfermos en la calle esperando a ser atendidos”. Estamos buscando espacios alternativos, pero hay que recordar cuál es la situación en Puerto Príncipe, explicó.

Desde el terremoto del pasado 12 de enero, todos los espacios disponibles que no fueron dañados han sido ocupados por los campamentos para damnificados donde las personas están viviendo en condiciones extremadamente precarias.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles