Weekly News

Encuentran desvíos e irregularidades en el IMSS

22 de noviembre de 2010.

Chihuahua, Chih.- Personal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Chihuahua denunció públicamente una serie de irregularidades y desvíos que se cometen en el Departamento de Compras y almacén del Hospital Morelos, en la adquisición de medicamentos y utensilios para los derechohabientes.

Señalaron que el jefe de Compras, Javier Hernández García, y su subordinado Eduardo Gutiérrez Acosta, condicionan a decenas de proveedores del Hospital Morelos a que les entreguen por fuera dinero en efectivo en “comisión”, celulares, regalos y ¡hasta el pago de sus tarjetas de crédito!, a cambio de beneficiarlos con la compra de medicamentos y demás aparatos que se necesitan para brindar la atención médica a miles de pacientes en el referido hospital.

Los informantes, quienes pidieron el anonimato por temor a represalias, se comunicaron a este medio y señalaron que a raíz del escándalo nacional de corrupción entre altos funcionarios del IMSS y de los laboratorios farmacéuticos “Novartis” dijeron que lo mismo está ocurriendo en el Hospital Morelos, identificado con las siglas HG1.

“Ellos, Javier Hernández a través de Eduardo Gutiérrez, les dicen por ejemplo a los proveedores: (sic) ‘Te voy a comprar 200 mil en materiales, pero dame 40 mil a mí’, incluso muchas veces las facturas se pagan por parte del IMSS, pero los medicamentos y utensilios nunca llegan al Seguro por la complicidad y corrupción que existe”, denunció personal del Seguro Social.

También revelaron la forma en que se comete el fraude a la institución, que es durante los sábados y domingos, cuando no hay personal administrativo.

Ellos (proveedores en complicidad) llegan por ejemplo el lunes a meter facturas grandes de pañales, vendas o medicamentos caros, como el Taxotere, que vale la cajita como 18 mil pesos; también de catéteres para el corazón, marcapasos que valen hasta 20 mil pesos la unidad, y les preguntan (el jefe de compras) “¿cuándo les recibieron el material?”, “ayer o el sábado”, responden los proveedores, y como no hay quien los contradiga les aceptan las facturas y se las pagan, cuando ese material simplemente no entró a la institución o fue por una cantidad mucho menor.

Los denunciantes dijeron que de estas irregularidades la mayoría del personal administrativo tiene conocimiento, sin embargo las auditorías que se practican no arrojan nada irregular, toda vez que quienes las practican es personal local de la propia institución, “por eso se necesita que vengan los auditores de México a conocer y tomar cartas en el asunto”, expresaron.

Agregaron que tanto el jefe de Compras, Javier Hernández, como el subjefe Eduardo Gutiérrez, han llegado al extremo de exigirles a ciertos proveedores ¡que les liquiden las cuentas de sus tarjetas de crédito! a cambio de acelerar el pago de sus facturas, que pueden durar meses en ser cubiertas por la institución.

Les piden (a los proveedores): “´Échame la mano para el convivio familiar de mi hija, para su fiesta de 15 años” y hasta viajes.

“No es justo esto que está pasando en el Hospital Morelos, ojalá se tomen cartas en el asunto, pues muchos de estos medicamentos y aparatos son “adquiridos” en teoría y cuando el derechohabiente acude al almacén por alguna necesidad simplemente les dicen que no hay y que mejor regresen otro día”, manifestaron.

Observador.com.mx



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles