Weekly News

La Opinión de:
Jaime García Chávez
Pobre discurso pobre

30 de noviembre de 2010.

En mi inseparable BlackBerry —si no emplea uno estos instrumentos va cayendo en el analfabetismo— apareció un mensaje que palabras más, palabras menos, me trajo la noticia en torno al discurso de César Duarte el pasado 20 de noviembre. El alto burócrata que me lo envió, acotó que la pieza oratoria contiene toda una filosofía social que regirá al gobierno en la nueva era. Leyó usted bien “nueva era”, como autocalificaba el dictador Trujillo su tiempo de barbarie.

Curioso que soy, me ganó la tentación y busqué la trascripción del discurso de César Duarte. Grande fue el fiasco que me llevé. Desde el punto de vista formal, no tiene nada, son palabras improvisadas; sin el rigor que deviene de un texto reflexionado y pulido, digno de un centenario, pues un centenario sucede cada cien años. No me asombro, esto es lo habitual en la clase política.

En cambio sí llamó mi atención el desorden que trae en la cabeza el gobernador. Me preocupa porque quien piensa desordenadamente es probable que así gobierne.

Para el ejecutivo, la congruencia con el legado de la Revolución se reduce a un compromiso agropecuario que se paga con tractores. A parte la pieza es un margallate que deambula de pésimas apreciaciones históricas a saludos al líder de la inefable CNC y más saludos, tipo campaña del PRI, a quienes estaban en el presídium.

Por donde lo lea, la pieza es lamentable por sus postulados incoherentes y gratuitos. La ganadería nos sacará de la pobreza, veinte mil casas para los tarahumaras, los mercados del mundo nos esperan, no pedimos que nos den sino que no nos quiten y un cúmulo más de lindezas, dichas en tono de populismo echeverrista, que precede a montar el cuaco carnavalesco.

En la época de los virreyes actuales, caciques en los estados de la carcomida federación, llama la atención el discurso por la balcanización que se concreta en el tema de las aguas nacionales. No creo que estén bien repartidas, creo que hay una determinante hidrológica que impone la geografía, la geología con sus vertientes y que puede modificarse directamente o a través de mecanismos compensatorios. Pero comparto el tono de Duarte cuando habla como lo hizo el dictador Milosevic. O qué, ¿le va a declarar la guerra a Tamaulipas, Sinaloa, Sonora, Baja California?

En honor a la verdad la desgana me orilla a dejar el tema.

Pero una anécdota cuadra bien: por lo pronto la congruencia agropecuaria con la Revolución de 1910 benefició con un tractor a Palomino, por cierto de Namiquipa, por supuesto franquiciario de muchos años de la CNC —central del propio gobernador— del PRI y palero en la pasada campaña electoral.

Por eso se ha desprestigiado la Revolución.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles