Weekly News

La Opinión de:
Cruz Pérez Cuellar
Diez años en Los Pinos

5 de diciembre de 2010.

Diez años del PAN en la Presidencia de la República significan diez años de lucha y trabajo, pero también diez años de logros y victorias, hechos que nadie puede negar porque los resultados están a la vista.

El desarrollo alcanzado en nuestro país es muy significativo. Con tan sólo un sexenio y las dos terceras partes del otro es posible comparar y equiparar incluso los resultados de algunos rubros alcanzados en este periodo de gobierno con todo lo edificado el siglo anterior.

Conforme a la información vertida por el presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, precisamente en la celebración del "Encuentro Ciudadano con motivo del IV Año de Gobierno, fueron citadas cifras reveladoras que ponen de manifiesto el progreso logrado en casi dos administraciones panistas.

Destacaré algunos aspectos que confirman lo anteriormente expuesto. La lista la encabeza el tema de la Salud, por lo cual el propio Calderón llama a ésta la "década de la salud", siendo que al año 2000 había 46 millones de personas en el país con cobertura médica gratuita, en tanto que en los diez años posteriores se logró colocar en ese estatus a 93 millones de personas. Casi se logró igualar el total de lo alcanzado en todo el siglo XX en este terreno.

En el aspecto de Pobreza y Atención a Grupos Vulnerables, los gobiernos de Vicente Fox y lo que va de Felipe Calderón, han triplicado el apoyo a familias en condiciones de pobreza. Y en diez años se abrieron 9 mil estancias infantiles, casi la misma cantidad que las abiertas en 100 años (10 mil).

En cuanto a la Economía, a esta fecha, las condiciones para invertir en México son prometedoras, pues se mantiene una inflación en 4.3 por ciento, cuando en los 90 era del 400 por ciento, y peor aún, en los 80 era de un 15 mil por ciento. Al segundo trimestre de este año, el Producto Interno Bruto creció al 7.6 por ciento, la cifra más alta el los últimos 12 años.

En relación al empleo, la crisis financiera de Estados Unidos no hizo mella en este terreno pues en lo que va del año se han registrado ya más de 900 mil empleos netos. Nuestra economía es de las más fuertes en el continente y gracias no a una casualidad, sino a estrategias esgrimidas en contra de los embates financieros provocados en este año por el vecino país.

El tema insoslayable de la Seguridad Pública y el combate al narcotráfico es y será el sello característico de la actual administración, y no por sus rasgos polémicos y criticables dejaré de señalarlo como un acierto. Y me fundamento refiriendo que el hecho de que durante 70 años se le haya ignorado, evadido y, por el poderío que hoy demuestra, hasta permitido, sea malo o censurable que hoy se combata, aunque con secuelas lamentables.

Lo he dicho y me sostengo, el Gobierno federal, al igual que los Estados, los Municipios y las instituciones han fracasado en esta tarea, han sido superados por el ?pulpo? que representa el crimen organizado, al que dejaron crecer desmesuradamente sus tentáculos, principalmente en lo relativo al tráfico de enervantes, armas y dinero, y que para mantenerse, esto dio cabida al crecimiento de los otros brazos, como son las ejecuciones, la extorsión, secuestro, robo, asaltos, lavado de dinero, entre otros.

Por ello propuse la intervención de fuerzas extranjeras, de los cascos azules de la ONU si fuera posible, porque el fenómeno de violencia ha superado a las instituciones y para ello, dije, son necesarias acciones extraordinarias. En este aspecto debemos ser objetivos y criticar lo que se tenga qué criticar, haciendo a un lado las filias y las fobias partidistas.

Otro de los cambios positivos que trajeron las administraciones panistas fue la libertad de expresión, ahora se permite la crítica abierta al jefe del Ejecutivo sin que se tengan que cerrar periódicos o radiodifusoras, por eso nunca se había visto tanto tiempo al Presidente en el centro de las críticas negativas públicas y privadas sin que eso provocara el desgarramiento de vestiduras.

Definitivamente estamos viviendo el proceso del cambio, y éste será posible ?plenamente– en no mucho tiempo, siempre que se mantenga la conciencia clara de los ciudadanos, quienes son testigos vivientes de la obra que se está edificando, y quienes no olvidan lo bueno y lo malo de sus gobernantes.

Desde este humilde espacio, mi reconocimiento y respeto a los presidentes del cambio, instrumentos de la alternancia y democracia.

Comentarios y sugerencias al correo:

[email protected]



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles