Weekly News

Casa del Migrante sigue sufriendo agresiones

10 de diciembre de 2010.

Saltillo, Coahuila.- Ante nuevas agresiones y actos de intimidación contra personal y personas atendidas en el albergue Belén, Posada del Migrante, la Diócesis de Saltillo convocó a una cruzada para exigir a las autoridades protección para el lugar y seguridad para quienes ahí laboran o son asistidos.

A través de un comunicado se informó que no se ha brindado protección al lugar a pesar de que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos así lo pidieron.

“No se han puesto en práctica medidas completas de protección, y las personas del albergue siguen en peligro”, advierte, “las amenazas y los ataques contra los migrantes que se encuentran en Saltillo y contra el personal del albergue pueden intensificarse aún más”.

Ante la nula respuesta, se pidió a la comunidad enviar escritos a la Secretaría de Gobernación, la CNDH y al Gobierno de Coahuila para pedir la puesta en marcha de medidas de protección del refugio, seguridad para su personal, y la investigación de los abusos contra los migrantes y personal del albergue.

La convocatoria es para enviar los escritos antes del 19 de enero de 2011 ya sea a los domicilios de las instancias o a los correos electrónicos: [email protected], [email protected] y [email protected]

Respecto a las más recientes agresiones, el documento refiere que éstas se han intensificado en las últimas semanas.

Se señala que el 7 de diciembre en el lugar ocurrió el robo de una computadora del director del albergue, la cual contenía información sobre su trabajo.

“Este asalto es el siguiente de una serie de actos de intimidación que han ido en aumento en los últimos meses, los migrantes que se alojan en el albergue y el personal que trabaja en él corren peligro”, se advierte en el documento.

Ahí mismo se relata que en las semanas anteriores se han presentado más actos de intimidación hacia el personal del albergue y quienes ahí son asistidos.

“El 26 de noviembre, durante la madrugada, un jeep y una motocicleta pasaron ante del albergue a toda velocidad”, se detalla, “el conductor de la motocicleta se detuvo luego delante del albergue, se bajó de la moto y sacó un arma mientras inspeccionaba el edificio desde el exterior”.

Asimismo se dio a conocer que durante octubre frente al albergue, ubicado al Sur de Saltillo, se ha observado varias veces pasar a baja velocidad una camioneta negra, cuyos ocupantes bajan las ventanillas, observan hacia las instalaciones y hablan por radio.

“El 12 de noviembre, un individuo, que el personal del albergue cree que se dedica al tráfico de personas, dijo a un voluntario que trabaja en el albergue que ‘el equipo de trabajo tuvieran cuidado cuando salieran porque algo les podía pasar cuando salieran a la calle’”, expuso la Diócesis de Saltillo.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles