Weekly News

Normalidad y baja participación en elecciones de Kosovo

12 de diciembre de 2010.

Pristina.- La normalidad democrática y la baja participación, de sólo el 11,11% del electorado en las primeras cuatro horas y media, están siendo la norma en las primeras elecciones legislativas que Kosovo celebra desde que declaró en 2008 su independencia unilateral de Serbia.

Así lo informó la Comisión Electoral Central (CEC), que ha contabilizado la asistencia registrada entre las 6.00 y las 10.30 GMT y ha informado de que no se han registrado incidentes de importancia.

"Llamo a todos los kosovares a votar", dijo el primer ministro en funciones, Hashim Thaci, al depositar su voto esta mañana en Pristina.

"Hoy Kosovo vota por su futuro europeo, por un Kosovo europeo, por la liberalización de los visados, por ser miembro de la OTAN y por acercarnos a la Unión Europea", agregó.

El presidente en funciones, Jakup Krasniqi, declaró tras votar: "Espero que esta jornada acabe como empezó, sin ningún problema, por el interés de Kosovo y el desarrollo de la democracia".

Los líderes kosovares son conscientes de que el desarrollo pacífico de los comicios es una prueba de peso para demostrar las credenciales democráticas del país -reconocido por 72 Estados-.

La jornada transcurre sin incidentes de importancia, aunque la Policía informó hoy de un tiroteo nocturno en el conflictivo norte, donde se concentra la mitad de los 100 mil serbios de Kosovo, a los que Belgrado ha pedido que no voten.

En ese incidente, una oficina danesa de las fuerzas de la OTAN en la localidad de Zubin Potok resultó tiroteada por un grupo de desconocidos, sin producirse heridos, informó un portavoz de la policía kosovar, Besim Hoti.

La llamada al boicot electoral de Serbia y de la Iglesia ortodoxa se está dejando sentir en el norte de Kosovo, donde la CEC ha desplegado autobuses con urnas para que los serbokosovares puedan votar, un servicio que pocos han utilizado.

Por contra, en Gracanica, el principal enclave de la minoría serbia en el sur, la participación está siendo incluso levemente mayor que la media nacional.

Las últimas encuestas otorgan al Partido Democrático (PDK) de Thaci un 30% de los sufragios, poco menos de dos puntos por encima de su gran rival y anterior socio de Gobierno, la Liga Democrática (LDK) del alcalde de Pristina, Isa Mustafa.

Los ejes de la campaña han sido la lucha contra la corrupción y la creación de empleo, algo esencial en un país con un paro oficial del 47% y un sueldo medio de 250 euros.

Los kosovares han mostrado su malestar con la coalición entre el PDK y el LDK, como demuestra que el 91% de la población la acusase de corrupción, según una encuesta del Gallup Balkan Monitor.

Unos 6 mil policías, apoyados por la OTAN, vigilan que no se produzcan incidentes, mientras que unos 32 mil observadores locales e internacionales velan por la transparencia del proceso.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles