Weekly News

Azota tormenta invernal medio oeste de EU

13 de diciembre de 2010.

Milwaukee.- Una ventisca invernal dejó el domingo poco más de medio metro de nieve en algunas zonas del oeste medio de Estados Unidos, provocando caos en los viajes y derrumbando el techo de un enorme estadio, el Metrodome, en Minneapolis.

La ventisca golpeó con más fuerza a Wisconsin y Minnesota a medida que se desplazaba rumbo al este hacia Indiana, Michigan y Ohio.

El diario Star-Tribune de Minneapolis informó que dos personas murieron en un incendio en una casa en Minneapolis. Un camión de bomberos llegó tarde al lugar debido que se quedó atascado en la nieve.

En Chicago, partes del norte de Illinois, Iowa, Minnesota, Wisconsin, Misuri, Michigan y Dakota del Norte y del Sur existían alertas de ventisca y tormenta invernal vigentes. Hasta 51 centímetros de nieve cayeron en algunas zonas, dijo el Servicio Climático Nacional.

En la zona metropolitana de Minneapolis-St. Paul cayeron 56 centímetros de nieve, dijeron medios locales.

El techo inflable del Metrodome se rajó y colapsó, permitiendo que la nieve cubriera el campo de juego en la mañana del domingo.

Esto llevó a la Liga Nacional de Fútbol Americano a cambiar de recinto al partido entre Minnesota Vikings y New York Giants el Ford Field en Detroit, que se jugará en la noche del lunes. El partido ya había sido pospuesto después de que los Giants se quedaron varados en Kansas City cuando su vuelo no pudo aterrizar en Minneapolis debido a la ventisca.

La policía estatal de Illinois dijo que la Carretera 80 estuvo cerrada el domingo después de un enorme choque que involucró a 24 vehículos, incluidos 7 camiones con remolques. Un portavoz dijo que hubo varios heridos graves, pero ningún muerto.

El Departamento de Aviación de Chicago dijo que cerca de 1.375 vuelos fueron cancelados en el Aeropuerto Internacional O'Hare y los vuelos tenían al menos 45 minutos de retraso. Otros 300 vuelos fueron cancelados en el aeropuerto de la ciudad de Midway, donde también existían retrasos.

Se prevén más cancelaciones y demoras debido a que la tormenta se está intensificando.

El gobernador de Wisconsin, Jim Doyle, declaró estado de emergencia en los 72 condados del estado como precaución y pidió a la Guardia Nacional que ayude a las autoridades locales.

"Las condiciones siguen empeorando y se están volviendo críticas como para que los vehículos no salgan a las calles", dijo el superintendente de la Patrulla del Estado de Wisconsin, David Collins.

En Wisconsin, las ráfagas de viento tenían velocidades de hasta 113 kilómetros por hora, dijo el Servicio Climático Nacional, y se emitió una advertencia debido a que se espera que las temperaturas caigan hasta unos -29 ó -33 grados centígrados.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles