Weekly News

Masacran perros callejeros con pistoletes para reses

14 de diciembre de 2010.

Cada semana, la perrera municipal de Playa del Carmen, Quintana Roo, sacrifica en promedio y bajo condiciones ilegales 90 perros callejeros utilizando pistoletes de perno cautivo ideal para matar reses.

Mientras el ganado, que pesa más de 400 kilos es desnucado de manera indolora con este procedimiento, a un can literalmente lo atraviesa de manera brutal la lanceta de acero que sale del pistolete dañando, arterias y pulmones. Sin dar muerte al instante, muchos de los sabuesos pierden la vida desangrados.

Antes de morir los animales son hacinados en celdas reducidas, entre una nata de sangre, excremento y orines. Y así pasan desde una semana hasta diez días, en espera de su turno final, perros sanos que conviven con heridos o agonizantes.

Playa del Carmen, cabecera del municipio Solidaridad, es el segundo más importante de Quintana Roo. La población rebasa los 70 mil habitantes en contraste con los 50 mil perros que vagan por las calles.

De acuerdo con autoridades sanitarias del municipio, la mayoría de estos animales están enfermos de moquillo, variante del sarampión humano; erlinquia, provocada por picadura de garrapata que genera alteraciones nerviosas; parvovirus, que ataca al corazón y el aparato digestivo, y sarna sarcótica, causada por ácaros; todas se transmiten a humanos por fecalismo, aunque la rabia está erradicada.

La organización Amigos de los Perros, cuyo apoyo activo proviene de Canadá, Argentina e Italia, expresa: “Estamos conscientes de que los perros callejeros son una plaga, no nos oponemos a que los exterminen, pero pedimos que lo hagan con dignidad, con respeto a la propia ley.

“En lugar de combatir el problema de manera racional, la perrera se limita a recogerlos y hacinarlos en 24 jaulas, apenas reciben alimentos, sin agua corriente, unos llegan heridos y no son atendidos; el hambre desata peleas internas en las que los grandes matan a los más pequeños; muchos mueren ahí.”

Con calores de más de 40 grados, en medio de humores nauseabundos, los canes comienzan a morir lentamente, sufren los malos olores y el olfato, su sentido más sensible, termina por atrofiarse



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles