Weekly News

También la ONU le pega a WikiLeaks

18 de diciembre de 2010.

Londres.- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, consideró ayer “desafortunada” la filtración de miles de documentos confidenciales estadunidenses por la web WikiLeaks, que entre otras cosas han expuesto el interés de Washington por hacerse con información personal del propio ex ministro surcoreano.

El máximo responsable de Naciones Unidas consideró que debe darse “un equilibrio justo” entre el derecho a saber de la ciudadanía y el “necesario ejercicio confidencial de la diplomacia”. “Es desafortunado que estos documentos confidenciales hayan sido filtrados. Pero cualquiera que sea la motivación de quienes los filtran, lo cierto es que dificultará el ejercicio normal y razonable de nuestra labor, particularmente en el mundo diplomático”, resaltó.

Uno de los documentos filtrados por WikiLeaks incluye instrucciones del Departamento de Estado de EU a su Misión ante la ONU para que recopile información personal, como números de tarjetas de crédito y datos biométricos, sobre Ban. Al respecto, el secretario general de la ONU no se mostró molesto por el interés de la diplomacia estadunidense, aunque pidió respeto hacia el cargo que ostenta. “Soy bastante transparente, pero debe haber una manera decente y responsable de respetar la privacidad y la confidencialidad de mi trabajo como secretario general”, apuntó.

Agregó que él personalmente y sus colaboradores se reúnen a menudo con los países miembros del organismo, con los que mantienen una relación “transparente basada en la confianza mutua” y “así seguirá siendo”.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, denunció ayer una “investigación ilegal” para acabar con su trabajo y el de su página web, y subrayó que sigue sin haber “ni una sola prueba” de los delitos de agresión sexual de los que se le acusa. En la mansión de Suffolk, sureste de Inglaterra, donde cumple la libertad condicional que le impuso un tribunal londinense, Assange aseguró que hay varias instituciones “ocupadas en lo que parece ser, desde luego una investigación secreta, y aparentemente también una investigación ilegal”.

“Es algo que podemos ver en la manera en la que determinadas personas que supuestamente colaboran con nosotros fueron retenidas en la aduana de EU y vieron sus ordenadores confiscados”, dijo Assange, puesto en libertad bajo fianza este jueves. La mayor parte de los ataques contra su portal no han sido de gobiernos sino de bancos en Dubai, Suiza, el Reino Unido y EU, afirmó, lo que ha frenado las investigaciones de WikiLeaks, que cuenta con la ayuda de “un gran bufete de abogados de Washington” y de “colegas en California”, pero “necesitamos más, y no sólo una reacción”.

Assange mostró su preocupación sobre Bradley Manning, ex analista de inteligencia de EU sospechoso de filtrar cables diplomáticos, detenido en una base militar.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles