Weekly News

La opinión de:
Edna Lorena Fuerte
Vientos de cambio en la SCJN

11 de enero de 2011.

El ministro Jesús Silva Meza es sin duda un rostro refrescante en el sistema de justicia nacional, la tendencia liberal, humanista e incluso controversial por haberse enfrentado a los poderes dominantes en los casos más complejos de la historia reciente del país, abre una vía de acción distinta en el devenir jurídico de nuestro país, asunto de mayor importancia ante los grandes retos que enfrenta nuestro casi anulado Estado de Derecho. Las posturas que como miembro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación tomó frente a los casos de mayor impacto en los últimos años.

Abren fuertes expectativas para su periodo como Ministro Presidente del máximo órgano judicial. Las expectativas para el ahora Presidente Silva Meza son grandes, pero no sólo por su perfil y las esperanzas, si es válido llamarlas así, sino por las grandes necesidades que privan en este momento de la historia nacional. Indudablemente se abre una puerta pero no sabemos hasta qué punto la voluntad del Ministro puede verdaderamente incidir en la toma de decisiones.

Más aun después de que la posición que juega el Presidente de la SCJN ha sido tan cuestionada en los últimos tiempos, pues en el orden decorativo más que verdaderamente ejecutivo. Sin embargo, el mismo Silva Meza ha defendido el papel que como Presidente jugará y ha creado en torno a sí esta gran oleada de expectativas.

Bajo esta premisa, lo que esperaríamos de un perfil como este en la posición que está tomando es que se genere más que el tradicional equilibrio de poderes y autonomía entre lo judicial, lo ejecutivo y lo legislativo, el que haya una verdadera interacción, que la voz de la justicia sea mucho más activa y determinante en la toma de decisiones y en la resolución de los grandes problemas que nos están afectando.

En este escenario cabe preguntarnos qué es lo que pretende esta nueva magistratura en el tema de la lucha contra el narcotráfico, qué tipo de acciones se podrían tomar para trabajar en pro de la recuperación del Estado de Derecho y en general de la noción de justicia en nuestro país.

Qué puede hacer un Ministro que señaló culpables en la matanza de Aguas Blancas, que se puso del lado de Lidya Cacho, que validó las reformas que permitieron aprobar las leyes de los matrimonios entre personas del mismo sexo y la suspensión el embarazo en el Distrito Federal, y que dio su voto para que se liberaran a los presos de Acteal, Atenco y a las indígenas queretanas acusadas de secuestrar a 8 policías federales. Qué hará ahora como Ministro Presidente con los miles de expedientes de las víctimas de esta guerra sin control, qué con las familias que esperan justicia por los ejecutados, qué hará para normar a un país que está yéndose por las vías del más absoluto descontrol de la violencia, qué capacidad tendrá este hombre de justicia para tratar temas como el secuestro, la cadena perpetua o la participación que por orden constitucional tienen las diferentes fuerzas públicas en esta guerra.

El sistema de justicia es la estructura básica de la vida institucional, de su fortaleza depende el que una Nación se mantenga en pie, quizá este sea el momento para redireccionar esa estructura.

Desde este espacio y con esta reflexión en verdad ponemos toda nuestra esperanza en que el periodo que inicia en la SCJN abra esos nuevos necesarios horizontes, que la visión humanista sea la prioridad en la impartición de justicia.

Soy Edna Lorena Fuerte y mi correo es [email protected] para sus comentarios.

Gracias. Cd. Juárez, Chihuahua a 10 de Enero de 2011

-- DICHOS & HECHOS
con Edna Lorena Fuerte
"Donde la política la hacemos todos".



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles