Weekly News

Urge Ban Ki-moon a renovar compromiso internacional con Haití

12 de enero de 2011.

Naciones Unidas.- A un año del terremoto que causó la muerte de al menos 230 mil personas en Haití, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, urgió a la comunidad internacional a redoblar su compromiso con el país antillano.

“Los esfuerzos deben ser redoblados y renovados. El secretario general llama a la comunidad internacional a que continúe su apoyo al pueblo de Haití”, indicó Ban en un comunicado distribuido por su oficina.

El llamado del secretario general ocurre días después de que la oficina del enviado especial de la ONU para Haití, William Clinton, indicara que sólo 63 por ciento de los fondos comprometidos por la comunidad internacional tras el terremoto han sido entregados para la reconstrucción haitiana.

En 2010, la comunidad internacional ofreció dos mil 10 millones de dólares y un año después el fondo ha recibido tan sólo mil 280 millones de dólares.

El terremoto ocurrido el 12 de enero de 2010 causó la muerte de entre 230 mil y 300 mil personas, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), un cálculo sólo aproximado debido a los escasos registros disponibles en Haití.

Asimismo, dejó más de 300 mil heridos y causó el desplazamiento de 2.3 millones de personas, un tercio de la población haitiana.

El gobierno perdió miles de servidores públicos en el sismo y la infraestructura esencial para su funcionamiento quedó destruida.

La ONU, por su parte, perdió en un solo día a 102 de sus empleados en ese país al derribarse el hotel donde trabajaban, lo que constituyó la mayor tragedia para esta institución en toda su historia.

“Honramos a aquellos que nos dejaron y a aquellos que continuaron con su trabajo. También honramos la valentía y la determinación que el pueblo de Haití ha demostrado en estas difíciles condiciones”, expresó Ban.

De acuerdo con la Oficina de la ONU para las Migraciones, actualmente viven en los más de mil campos de refugiados que existen en el país alrededor de 810 mil personas, de los 1.5 millones de individuos que llegaron a residir en ellos.

Asimismo, de acuerdo con organismos civiles y la propia ONU, apenas entre cinco y 10 por ciento de los escombros han sido retirados de las calles.

A la tragedia causada por el terremoto, se sumó un brote de cólera que azotó la isla desde octubre pasado y que hasta el momento ha causado la muerte de alrededor de tres mil 500 personas, así como choques violentos tras la celebración de elecciones presidenciales.

Al clima de inestabilidad y enfermedad, se ha sumado la violencia sexual en contra de las mujeres, en especial contra las que aún viven en los campos de refugiados.

Amnistía Internacional y otros organismos civiles han emitido en días recientes sendos informes en los que denuncian que las violaciones de mujeres y niñas han ido al alza en Haití desde el terremoto.

La ONU ha manifestado que gracias a los esfuerzos internacionales, durante este año se planean construir viviendas provisionales para 500 mil personas. El ofrecimiento, sin embargo, será insuficiente para ofrecer techo a todos los desplazados.

Cada uno de los avances, además, estará amenazado durante la temporada de huracanes. Tan sólo en 2008, estos fenómenos causaron la muerte de casi 800 personas, destruyeron más de 22 mil viviendas, acabaron con 70 por ciento de los cultivos del país y causaron daños por mil millones de dólares.

La reconstrucción total de Haití, tal como han señalado algunos observadores, tomará mucho más que uno, dos o tres años. El esfuerzo para la reconstrucción del país más pobre del Hemisferio Occidental será de largo plazo.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles