Weekly News

Sobrevivientes en Brasil entierran a sus muertos

14 de enero de 2011.

TERESOPOLIS, Brasil. Al anochecer, voluntarios descalzos arrastraban un generador y las luces hasta el cementerio de un pueblo, donde casi 200 nuevas tumbas recién excavadas yacen abiertas como heridas en el suelo de arcilla rojiza, a la espera de algunas de las cientos de víctimas de la lluvias torrenciales.

Se sabe que el balance es de por lo menos 476 muertos a raíz de que lo deslaves de lo cerros provocaron derrumbes de lodo y piedras antes del amanecer del miércoles, enterrando a muchos mientras dormían.

Los funerales se realizaron durante todo el jueves bajo una persistente lluvia: una hermana enterrando a su hermano, un hombre que enterraba a su sobrino de un año en un pequeño féretro blanco, una madre que gritaba el nombre de su hijo de 9 años mientras sus restos eran colocados en la tumba. Pequeñas cruces blancas, hechas a mano, identificaban a las víctimas sólo por números— los detalles vendrán después— se veían como punto en el paraje desolado en lo alto de una colina.

Otras docenas de nuevos funerales se realizarán el viernes y otras 300 nuevas tumbas serán excavadas el sábado, informó Vitor da Costa Soares, un empleado municipal a cargo del cementerio.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles