Weekly News

Piden liberación de soldado detenido por caso WikiLeaks

15 de enero de 2011.

Maryland.- Un soldado del ejército, quien supuestamente entregó cientos de miles de documentos secretos del gobierno estadounidense al sitio WikiLeaks, especializado en filtraciones de información, está encarcelado en condiciones penosas y debe ser liberado, dijo el viernes su abogado.

En tanto, el jefe de Naciones Unidas para el combate a la tortura dijo el viernes que ha pedido al Departamento de Estado norteamericano investigar el trato recibido por el soldado Bradley E. Manning en una instalación carcelaria de los Infantes de Marina en Quantico, Virginia.

Un vocero de la base de los Infantes de Marina dijo que no espera ningún cambio en las condiciones de máxima seguridad y prevención de lesiones en que se encuentra Manning desde que fue llevado ahí el 29 de julio, procedente de un centro de detenciones en Kuwait.

Oficiales señalaron que los reglamentos, que incluyen confinamiento de 23 horas al día en una celda con una cama, mantienen a Manning seguro y protegido.

Si abogado civil, David Coombs, dijo en una bitácora por internet que presentó el jueves una solicitud a oficiales militares buscando la liberación de Manning.

"Esta solicitud está basada en el hecho de que las condiciones de confinamiento padecidas actualmente por el soldado Manning son más rigurosas de lo necesario para garantizar su presencia en el juicio, y en que las preocupaciones expresadas por el gobierno al momento del confinamiento previo al juicio ya no son aplicables", escribió Coombs.

Coombs agregó que hizo la solicitud después de que el comandante de la prisión no respondió a una queja formal presentada por él y a una queja interpuesta por Manning el 5 de enero.

Otras regulaciones del confinamiento requieren que los guardias pregunten a Manning sobre su salud cada cinco minutos cuando está despierto, evitar que se ejercite en su celda y prohibirle que conserve material de lectura durante la noche.

Los oficiales dicen que Manning puede ejercitarse afuera de su celda durante 20 minutos al día, tiene acceso a un televisor y se le permiten visitas de su abogado, de un amigo, así como de profesionales médicos y psicológicos.

Entretanto, Juan E. Méndez, relator especial de la ONU en materia de tortura, dijo que en días recientes envió una carta al Departamento de Estado norteamericano pidiendo que investigara el tratamiento que recibe Manning.

Philip J. Crowley, vocero del departamento, confirmó que se recibió la carta y agregó que la dependencia gubernamental responderá.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles