Weekly News

Colocan en la Cruz de Clavo los nombres de Marisela y Susana

16 de enero de 2011.

Por: Eddy Domínguez
Ciudad Juárez, Chihuahua.- Con lagrimas en los ojos la activista social, Norma Ledesma de la asociación ‘Justicia para Nuestras Hijas’, dijo que Chihuahua se ha caracterizado por tantas mujeres asesinadas, por lo que necesita esperanzas en este Chihuahua tan fracturado, donde las madres de las hijas desaparecidas han sido criticadas por la sociedad, pero esto pasa porque no saben el dolor de perder a una hija.

Lo anterior lo informó frente al Palacio de Gobierno en Chihuahua lugar donde fue asesinada la activista Marisela Escobedo, aquí se realizó una misa en honor a Marisela y los cientos de mujeres asesinadas, misa que organizó y presidio Raúl Vera López Obispo de Saltillo.

Durante el evento se colocó en la Cruz de Clavo los nombres de las dos activistas asesinadas, Marisela Escobedo quien cayó abatida a balazos frente al Palacio de Gobierno el 16 de Diciembre del 2010 y el nombre de Susana Chávez quien fue asesinada en Ciudad Juárez, a quien sus asesinos le cercenaron una mano, los asesinos de esta última ya están detenidos.

“La gente nos han dicho que somos personas sin oficio y por ello andamos en la calle, pero yo les puedo decir que nadie puede decir lo que se ciento cuando nos arrancan a una hija de nuestro hogar, en nuestro hogar hay una silla vacía y en nuestro corazón esta una parte muerta, porqué cuando sepultamos a las que ya encontramos ahí se quedó la mitad de nuestro corazón, si seguimos viva es porque tenemos que cumplir una misión de crecer a nuestros hijos, pero queremos dar con los asesinos de nuestras hijas”.

Además dijo que nadie tiene el derecho a criticar y decir que una madre, tome la plaza, tome un micrófono o coloquen una vela, porqué no saben que es levantarse y dormir con la agonía de pensar donde esta nuestra hija, saber si tiene sed, hambre- donde se encuentra si está viva o sus huesos si está muerta.

“Yo quiero hacer una reflexión, una invitación a todos ustedes y al pueblo de Chihuahua, es tiempo que escuchemos la voz de Dios, no nos quedemos en escuchar la lectura, en la escritura dice bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, nosotras sabemos que es tener hambre y sed de justicia y no ser escuchados por nadie, año tras año, día tras día pidiendo y gimiendo justicia tocando puertas y nadie nos escucha, el día de hoy una jovencita asesinada Claudia Judith Arias, el día de hoy cumpliría 22 años de vida, pero hace ocho años que un asesino la mató, se la llevó y la tiró en un arrollo, yo en este momento le pido a las madres de Justicia Para Nuestras Hijas, que pacen a este lugar.

Antes de iniciar la misa se realizó un recorrido de la Catedral pasando por la calle Aldama y Venustiano Carranza aquí dieron una vuelta al Palacio de Gobierno y se dirigieron al lugar donde cayó muerta Marisela Escobedo, donde se efectuó la misa con la presencia de cientos de personas de diferentes organizaciones civiles.

Aquí también se colocó los nombres de los 13 jóvenes asesinados el 16 de agosto en el municipio de Creel Chihuahua, donde un comando armado disparó contra los pobladores.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles