Weekly News

Ataque en aeropuerto moscovita mata a 35

25 de enero de 2011.

Moscú.- Al menos 35 personas murieron y 170 resularon heridas ayer en un atentado suicida en el aeropuerto Domodedovo de Moscú, que se suma a una serie de ataques generalmente reivindicados en los últimos años por grupos islamistas del Cáucaso.

La detonación, con una carga explosiva de cinco a diez kilos de TNT, tuvo lugar a las 16:32 horas locales en el sector de arribos del aeropuerto. En el lugar había menos fuerzas de seguridad que en otras partes del aeropuerto.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, ordenó un “régimen de seguridad especial” en estaciones de tren y aeropuertos.

“Según las informaciones preliminares, 35 personas murieron”, afirmó el Comité de Investigación de Rusia, que abrió una indagatoria por “atentado terrorista”, precisando que se trataba “a priori” de un ataque suicida.

El viceministro de Salud, Maxim Topilin, informó que unos 40 heridos se encontraban en estado grave o muy grave.

De acuerdo con una fuente de las fuerzas del orden público, un inglés murió en el atentado. Según las agencias rusas resultaron heridos varios extranjeros: al menos un británico, un francés, un italiano, un alemán, un serbio y una eslovaca.

Tras la explosión, los investigadores encontraron “la cabeza de un hombre de apariencia árabe de unos 30 a 35 años de edad” que presuntamente pertenecía al autor del atentado, informó Interfax.

“Los voy a matar a todos”, gritó el presunto terrorista antes de detonar su bomba, según dijeron testigos.

“Presuntamente fue quien hizo estallar el artefacto explosivo”, declaró a la agencia una fuente de seguridad no identificada. Según informes de los medios, el servicio secreto FSB, sucesora de la KGB, ya había sido informado de los planes de atentado hace una semana.

Medvédev criticó las medidas de seguridad demasiado laxas que, según él, llevaron el atentado.

Por su parte, el primer ministro ruso, Vladimir Putin, prometió una rápida ayuda monetaria a las víctimas.

Se veía “gente quemada corriendo”, otros “llevando cuerpos destrozados en camillas”, dijo un testigo. “No se sabe quién está vivo ni quién está muerto”, afirmó otro testigo.

Domodedovo es el aeropuerto ruso por el que pasa la mayor cantidad de pasajeros. Poco antes del atentado habían aterrizado aviones provenientes de El Cairo, Tokio, Dusseldorf (Alemania) y Londres.

En marzo pasado, atentados suicidas en dos estaciones de metro de Moscú reivindicados por rebeldes islamistas que luchan contra las fuerzas de Moscú en las repúblicas rusas del Cáucaso (Chechenia, Ingusetia o Daguestán) causaron la muerte de 40 personas.

El gobierno ruso está combatiendo a insurgentes musulmanes en el Cáucaso, donde ya tuvieron lugar dos guerras contra independentistas chechenos.

Analistas estiman que la pobreza y la corrupción crean un terreno fértil para las acciones armadas y permiten a grupos islamistas reclutar con mayor facilidad a los jóvenes de la región.

Por su parte, los defensores de los derechos humanos denuncian regularmente la arbitrariedad y la brutalidad de las fuerzas especiales rusas, acusándolas de actuar tanto contra los civiles como contra los rebeldes.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles