Weekly News

Calderón pide debate amplio de seguridad

30 de enero de 2011.

Al señalar que el tema de la seguridad “será probablemente parte de las campañas y estrategias de los partidos” hacia 2012, el presidente Felipe Calderón hizo votos para que la discusión entre los candidatos atienda el interés nacional y desemboque en una política de Estado que consideró aún pendiente.

Cuestionado sobre las ideas que al respecto difundió el gobernador mexiquense, Enrique Peña Nieto, el mandatario federal consideró que las propuestas alternativas que se han difundido no son claras ni distintas a lo que ahora se realiza.

“Al final de cuentas, las que se plantean son más o menos sobre el mismo tema; qué bueno que así es”, comentó a bordo del avión presidencial.

Antes de regresar a la Ciudad de México, luego de su participación en el Foro Económico Mundial de Davos, el jefe del Ejecutivo respondió dudas de la prensa. Se le preguntó si consideraba que el debate de los Diálogos Públicos por la Seguridad garantizaban que la estrategia contra el crimen organizado continuaría en el siguiente sexenio y cuál era su expectativa en torno del uso que el tema tendrá en las campañas, el cual se aborda ya por los posibles aspirantes, como el citado gobernador priista.

“Celebro que haya propuestas en materia de seguridad pública y, revisándolas cuidadosamente, no veo con claridad, no veo que haya propuestas de alternativas muy claras; en general bordan sobre los mismos temas que hemos hecho: enfrentar al crimen organizado; procuración y fortalecimiento de las instituciones públicas, particularmente policiacas y ministeriales; poner un especial énfasis en la política preventiva, particularmente en educación y generación de oportunidades para los jóvenes”, expuso Calderón. Auguró que estos asuntos vinculados con la seguridad y el enfrentamiento a la criminalidad serán materia de opinión, coincidencias, discrepancias y de debate en el proceso electoral que se avecina.

“(La seguridad) será probablemente parte de las campañas y estrategias de los partidos políticos. Yo lo único que deseo y hago votos que se pueda discutir lo que es de interés nacional por encima de lo que pueden ser las diferencias partidistas”, enfatizó. Y manifestó la expectativa de que “ojalá” se logre consolidar una política que “garantice la permanencia de una estrategia que es en bien de los mexicanos”.

Aunque insistió en que las alternativas a la actual estrategia de seguridad nacional “plantean muchas de las acciones que ya realizamos”, el Presidente reconoció que lo existente todavía no puede considerarse una política de Estado. “Falta mucho por abonar a que se logre consolidar el ideal de una política de Estado que, como tal, esté por encima de las visiones partidistas y pueda tener precisamente la fortaleza y el consenso de todos los participantes en política”, expuso.

Destaca respaldo de Hillary Se le interrogó sobre su encuentro del lunes pasado con Hillary Clinton, secretaria de Estado de la Unión Americana y en qué términos abordaron las consecuencias de los reportes de WikiLeaks, sobre todo los señalamientos críticos del embajador de ese país, Carlos Pascual, por la descoordinación de las dependencias de seguridad en México.

“Platicamos de muchísimos temas, entre otros el tema de las filtraciones de los comunicados de la embajada americana, pero en esencia nuestra conversación versó, en buena parte, en lo que dijo la secretaria de Estado: un respaldo absoluto y claro a la política del gobierno mexicano en materia de seguridad y combate al crimen organizado”, enfatizó Calderón. El Presidente reseñó que en su conversación con la enviada de la Casa Blanca quedó de manifiesto la coincidencia entre ambos gobiernos de que la estrategia anticrimen es “el camino que tiene que seguirse y que debe quedar claro que no se trata simplemente de algo que sea optable: es la única alternativa”.

Abundó en el respaldo estadunidense y destacó que en su plática con Hillary Clinton se planteó que “pensar que existe una alternativa, simplemente pensar que el gobierno puede claudicar de su deber de proteger a los ciudadanos, de combatir a los delincuentes, de hacer cumplir la ley, es una opción que evidentemente no tiene vialidad”.

“Lo que está en manos del gobierno es combatir a los criminales que son quienes provocan la violencia. Un gran respaldo de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y creo que debemos seguir trabajando de una manera muy coordinada como lo hemos hecho con las autoridades americanas.”

Cuestionan a EU, no a México, dice el Presidente

Al preguntársele al Presidente sobre el informe que ex mandatarios latinoamericanos (incluido el mexicano Ernesto Zedillo) difundieron, en el que califican como fracasada la estrategia antinarco en la región, Felipe Calderón Hinojosa comentó que era importante hacer “una lectura cuidadosa de ésa como de otras opiniones”.

De entrada descartó que la de los ex gobernantes sea una impugnación “enderezada” al caso mexicano.

“Es una reflexión sobre la política de Estado de Estados Unidos sobre la materia; no es, como quizá se ha indebidamente interpretado, una crítica a la misma política mexicana”, argumentó.

“De hecho, todas o la gran mayoría de las cosas que plantean son cosas que ya venimos realizando en México”, agregó.

Calderón puntualizó que las recomendaciones de los ex mandatarios van en el sentido de abrir un debate sobre los problemas del narcotráfico y la drogadicción.

Dijo que él ya había invitado a los mexicanos a realizar lo propio en torno del marco legal en que esas situaciones están inscritas.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles