Weekly News

DESENTUERTOS DOMINICAL

6 de febrero de 2011.

• EVIDENCIÓ TEMPORAL FALLA EN LOS SISTEMAS DE ALERTA

• MARCO, CESAR Y TETO DEJARON LA COMODIDAD DE SUS OFICINAS PARA ATENDER LA CONTIGENCIA

• AHORA SI LE PERDIERON EL MIEDO LOS PASEÑOS A CIUDAD JUÁREZ

El temporal invernal que azotó el estado en estos días anteriores, evidenció una serie de fallas a nivel gubernamental así como de la propia sociedad al no saber cómo enfrentar este tipo de contingencias.

Lo que primero falló fue precisamente las alertas de prevención, por qué sólo se pensó que sería una nevadita de tantas que llegan a caer en estas épocas, que se descongela y se va, sin embargo se convirtió en una tormenta invernal, que no fue mucha la precipitación de nieve, pero si la fuerza del frío, que literalmente puso a temblar a toda la ciudad y el estado pro las temperaturas congelantes que en Ciudad Juárez, llegó a los menos 21 grados centígrados en la madrugada del jueves.

Esta helada colapsó sin duda al sistema estatal de Protección Civil, que no supo como alertar a la población sobre lo crudo que sería ese temporal y llegada la contingencia no se actúo para resolver los problemas que se vivían en las calles del estado.

Otra dependencia que desde temprano se puso a chambear fue la JMAS, cuyos empleados fueron habilitados como plomeros, atendiendo un sin número de llamadas por las tuberías rotas, desde los pozos que colapsaron primero por el congelamiento hasta los hogares que se quedaron sin agua por qué simplemente los tubos no aguantaron el agua congelada y se rompieron.

La Policía Municipal, también hizo lo suyo rescatar a familias que estaba en condiciones paupérrimas para pasar la noche y fueron llevadas a los albergues que lucieron abarrotados por la cantidad de personas entre ellos indigentes y familias que requirieron de cobijo.

Sin duda que hubo fallas en las dependencias para poner en alerta a la población, pero también solidaridad para apoyarse cada uno de los ciudadanos que vivieron la emergencia.

Por ello hay voces que reclaman ya la salida de funcionarios de Protección Civil Estatal, entre ellos los de su titular, Martín de la Rosa.

***************************************************************************************************************************

En esta frontera se actúo desde muy tempranas las horas luego de caída la nevada, y el ejemplo lo puso el propio alcalde Héctor Murguía Lardizábal quién con su gabinete, desde las seis de la mañana se concentraron en atender las necesidades de los más desprotegidos, acudiendo a las colonias populares de la periferia.

Muy al estilo de El Teto, sacó a sus funcionarios de la comodidad de sus casas para que salieran en medio del frío congelante para que llevaran despensas, cobijas, alimentos calientes a las personas que lo requería.

Pese a que algunos inmediatamente lo vieron como un acto de populismo tetista, nada más el aguantar los menos 17 grados centígrados que estaba a la intemperie, ese argumento queda lejos de cumplirse, porque fueron los propios funcionarios de primer nivel y el propio alcalde que se hicieron presentes en las colonias congeladas pegadas a las faldas de El Cerro Bola, las ubicadas en el desierto del sur oriente de la ciudad.

Lo mismo hizo Marco Quezada allá en Chihuahua, capital que al segundo día del temporal que azotó a Juárez, la masa polar, viajó hasta el sur, provocando también una nevada y congelamiento de la ciudad.

La solidaridad del equipo de trabajo de Quezada Martínez, con los ciudadanos, se vio también reflejado en mitigar un poco el frío que calaba hasta los huesos; llevando alimentos calientes y cobijas en los albergues habilitados para el apoyo ciudadano.

El gobernador del estado, también estuvo al pendiente en todo momento luego de que paso la helada, junto con el Fiscal General Carlos Manuel Salas, saliendo ayer incluso a dar una nueva alerta sobre el nuevo frente frío que se avecina para este domingo, pero que será menor que el anterior, pero sin con vientos y frío congelante.

*************************************************************************************************************************

Quienes perdieron el miedo de venir a la ciudad más peligrosa del mundo, fueron los vecinos de El Paso, Texas; quienes al estar sin energía eléctrica y agua potable, corrieron a refugiarse con familiares de acá de este lado o incluso en hoteles de la localidad.

A quienes les fue muuuy bien en este temporal fue, precisamente a los restauranteros y hoteleros que estuvieron a reventar sobre pasando las expectativas que no se tenía; mejor que en la temporada de navidad.

Eso porque miles de fronterizos, fueron a refugiarse a los hoteles de la ciudad, para resguardarse del frío, ya que sus hogares, las calefacciones simplemente no sirvieron al no contar con la energía eléctrica necesaria para su funcionamiento.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles