Weekly News

Pumas y Chivas firman un clásico empate; 1-1

14 de febrero de 2011.

La batalla en el olímpico tuvo como gran aderezo la juventud de la mayoría de los protagonistas involucrados en ella. Xavier Báez fue autor de la alegría rojiblanca con un disparo mal atajado por el meta felino, Alejandro Palacios pero, fiel a su costumbre reciente, Pumas igualó gracias a un golazo de media tijera de Javier Cortés.

El duelo empezó con las emociones a tope pues, cuando corría el minuto dos, Alejandro Palacios se equivocó al salir para cortar un centro en el área chica, rechazó hacia el centro; Marco Fabián tomó el balón y lo mandó al fondo de la portería, pero el árbitro anuló la anotación por una supuesta falta de Adolfo Bautista sobre el cancerbero auriazul.

El vértigo frente a ambas porterías tuvo su clímax cuando el propio Palencia buscó un balón filtrado dentro del área del rebaño sagrado, forcejeó con Jonny Magallón pero se topó con la salida de Michel. El guardameta de Chivas hizo contacto con la pierna del atacante auriazul y el árbitro señaló penal a favor de los locales.

El cobro desde los once pasos corrió a cargo del veterano ariete, Palencia se perfiló de pierna derecha, pero su tiro fue a media altura, Luis Michel recostó sobre su lado derecho y rechazó el tiro, el esférico quedó muerto para un segundo intento del ex jugador de Cruz Azul que terminó fuera gracias a un manotazo salvador del arquero.

Martín Bravo y Dante López por los locales, mientras Erick Torres tuvo un par de cabezazos en el área que no supo definir para poner en ventaja a Chivas; sin embargo, la emoción se vio interrumpida por el silbatazo que mandó a las escuadras a los vestidores.

En el segundo lapso, el inicio también fue trepidante, pero el grito de gol permaneció dormido hasta el minuto 77, cuando Xavier Báez cobró una falta desde tres cuartos de cancha, muy cerca de la línea de banda izquierda, y su tiro salió potente pero a la colocación del arquero Alejandro Palacios, quien atajó mal y el balón se coló lentamente al fondo de la meta felina.

La alegría del visitante duró sólo un minuto porque Javier Cortés se encargó de hacer estallar la euforia de la afición universitaria con una media tijera dentro del área, tras un centro preciso por banda derecha. Fiel a su costumbre en los últimos juegos, Pumas volvió a rescatar el invicto, no sin antes deleitar a la tribuna con anotación de antología.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles