Weekly News

AI insta al Estado Mexicano a proteger a familia de activista

25 de febrero de 2011.

Chihuahua, Chih.- Amnistía Internacional ha exigido a las autoridades mexicanas proveer de protección a la familia de una activista de derechos humanos que fue asesinada, luego de que tres de sus familiares fueran encontrados muertos el día de hoy.

Los cuerpos de Malena Reyes, Elías Reyes y su esposa Luisa Ornelas fueron descubiertos sin vida en una gasolinera al este de Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, quienes habían sido secuestrados por hombres armados el 7 de febrero, eran parientes de la activista Josefina Reyes, quien fue asesinada por hombres armados no identificados en enero de 2010.

Su hermano Rubén Reyes también fue asesinado a balazos el año pasado.

“Resulta evidente que la familia Reyes se encuentra en peligro ya que cinco miembros de la familia han muerto de manera brutal. La principal prioridad de las autoridades mexicanas debe ser el garantizar la seguridad del resto de la familia” dijo Susan Lee, Directora del Programa de América para Amnistía Internacional.

“Las autoridades también deben conducir una investigación puntal y completa para llevar ante la justicia a quienes sean responsables por los asesinatos que aparentemente se detonaron cuando Josefina Reyes se atrevió a manifestarse en contra de la explosión de violencia en México”

Malena Reyes, Elías Reyes,hermanos de Josefina Reyes y Luisa Ornelas su cuñada, viajaban en un camión, junto con Sara Salazar -la madre de los hermanos Reyes- y la hija de Josefina Reyes cuando fueron detenidos por hombres armados, dos semanas atrás.

El grupo partió con los tres y abandonó a Sara Salazar y la pequeña niña a orillas del camino en Guadalupe Distrito Bravos en el Valle de Juárez.

Sara Salazar ha estado en campaña por que se haga justicia en el asesinato de sus hijos Josefina y Rubén Reyes, pero la investigación que llevan a cabo las autoridades mexicanas no ha revelado ningún progreso. El 15 de febrero, la casa de la familia en el pueblo de Guadalupe fue incendiada por una pandilla armada que empleó bombas caseras de petróleo.

“Las autoridades deben consultar a la familia Reyes para implementar medidas para protegerles mientras se enfrenten a esta violenta persecución” dijo Susan Lee.

Josefina Reyes había desempeñado un papel muy activo en las protestas en contra de la violencia en una zona amenazada por las pandillas de criminales y por las violaciones a los derechos humanos cometidas por el ejército.

En agosto de 2009 Josefina había participado en el Foro Contra la Militarización y la Represión en Ciudad Juárez, para protestar por el elevado número de violaciones a los derechos humanos cometidas por miembros del ejército.

Su hermano Rubén fue asesinado el 18 de agosto de 2010 mientras se dirigía a comprar comida cerca de su casa en Guadalupe Distrito Bravos.

La violencia vinculada al crimen organizado ha ido escalando en México desde 2007.

Los medios de comunicación han reportado más de 30,000 asesinatos relacionados con los cárteles de droga, y una gran mayoría de éstos han tenido lugar en Ciudad Juárez.

La administración del presidente Calderón ha intentado combatir a los cárteles de la droga con el despliegue masivo de miles de policías federales, y cerca de 50,000 efectivos militares en las zonas más afectadas. No obstante, eso no ha producido una reducción de la violencia.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles