Weekly News

La Opinión de
José Eduardo Borunda
Chihuahua en la mira

1 de marzo de 2011.

El secuestro, asesinato y victimización de la familia Reyes Salazar ha provocado reacciones a nivel internacional. Otra raya al tigre dirían unos, pero lo cierto es que los medios de comunicación nacional e internacional ocuparon sus principales notas en primera plana para dar cuenta de los hermanos Reyes y su dolosa muerte. La ONU así como Amnistía Internacional (AI), externaron sus posiciones en donde deploraban la trágica historia que enluta a la sociedad en general pero en especial a quienes vivimos a diario en Ciudad Juárez y sus alrededores.

Las malas noticias han perjudicado e incendiado un discurso en contra de la comunidad fronteriza, lugar que desgraciadamente ha sido convertido en parte de una leyenda negra, primero con “las muertas de Juárez”, después por la lucha contra el narcotráfico. El miedo, desconfianza y exclusión social hacia los juarenses es evidente no sólo en el discurso sino en las acciones. Cada vez es más notorio el abandono de trabajos, estudios, comercios, industrias y servicios que se ofertan. La matricula escolar, según datos proporcionados por la Secretaría de Educación del estado de Chihuahua va en disminución en esta zona.

De igual manera se ha mencionado que el despoblamiento de Ciudad Juárez en los últimos años trajo como consecuencia que más de 230 mil personas ya han abandonado la región. Datos como estos tiene otras implicaciones ya que la tasa de crecimiento anual de acuerdo a los censos del 2000 y 2010 fue de tan sólo el 1% en términos redondos. Las cifras son duras pero confirman que el miedo como acción reactiva en los individuos ha logrado permear en la sociedad.

El ritmo de crecimiento poblacional se desproporcionó en los últimos tres años en Ciudad Juárez mientras que la migración a nivel internacional con egresados de programas de licenciatura y posgrado es de un 33% a nivel nacional y de acuerdo a un estudio del Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI). Al ser el estado de Chihuahua un estado fronterizo, los porcentajes aumentan, o al menos se debe suponer que las tasas de migración son superiores.

A pesar de lo anterior, de las notas periodísticas catastróficas, los escenarios aún por definir el destino y rumbo de los chihuahuenses queda aún la esperanza de un mejor futuro. La importancia de lo anterior, radica en que no podemos perder la esperanza, considerando las cosas no pueden seguir así, y de ello ya han mencionado otros articulistas su confianza en que las cosas cambien, pero urge que estos cambios lleguen porque los límites de la tolerancia ciudadana están a punto de romper la frágil atadura que mantiene el estado de derecho en una situación de extrema impunidad.

En el discurso oficialista, se trato desde un principio en focalizar toda la violencia de México en el estado de Chihuahua con especial enfoque hacia Ciudad Juárez. Poco a poco esa falacia que iba quedando como una mentira que no podía sostenerse y caía sobre su propio eje y con todo el peso de impropiedad con el que salió desde un inicio. Las primeras palabras de la violencia era de un funcionario que decía que la violencia y miedo que teníamos los fronterizos era virtual y acusaba a los medios de provocarla. Así de grandes eran las mentiras que fueron creando la percepción de que sólo Juárez era violenta.

En conclusión, los sucesos del estado de Chihuahua han tenido un alto impacto en la comunidad internacional. La construcción desde el discurso hacia Ciudad Juárez como la más violenta del mundo tiene en las esferas gubernamentales federales una inevitable fuente que la alimenta, cuando en realidad, es todo el país el que se encuentra en fragilidad extrema. La muerte en el valle de Juárez no es un hecho aislado sino parte del gran problema de inseguridad pública que tiene el país desde hace más de tres años y sin que el gobierno federal haga algo para garantizar los derechos fundamentales de los ciudadanos mexicanos.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles