Weekly News

Gadafi contraataca; detiene la ofensiva rebelde y recupera una ciudad

6 de marzo de 2011.

El Cairo.- Las fuerzas del régimen libio contraatacaron por tierra y aire en varios puntos del país y detuvieron el avance rebelde hacia Sirte, localidad natal de Muamar Gadafi.

El líder libio retó a la ONU a investigar la situación sobre el terreno, y poco después la Unión Europea anunció el envío de una misión de observación a Trípoli.

Las brigadas gadafistas lanzaron hoy una gran ofensiva por el este, que les llevó a atacar por tierra Misrata y por aire Ras Lanuf, que ha vuelto a manos del régimen, al tiempo que obligó a replegarse a los revolucionarios en su camino hacia la emblemática Sirte, a la que tenían previsto llegar hoy, según Al Jazeera.

Las últimas informaciones procedentes del importante enclave petrolero de Ras Lanuf, conquistado el pasado viernes por los rebeldes, aseguran que la fuerza área leal a Gadafi lanzó un contraataque y barrió a la resistencia, aunque algunos milicianos aún combaten en su interior.

Se trata de un pérdida muy importante para los revolucionarios, pues cuenta con dos aeródromos y está a 640 kilómetros de Trípoli y a 200 de Sirte, cuya anunciada toma hoy por los revolucionarios se ha visto truncada por el despliegue del poderío bélico que conserva Gadafi frente a milicianos con alta moral de combate y poco adiestramiento e indefensión frente a la superioridad aérea enemiga.

Además, las fuerzas leales a Gadafi atacaron de nuevo con blindados en la cercada ciudad de Al Zauiya, al oeste y donde existen graves problemas de abastecimiento y comunicaciones.

Vecinos de la localidad contactados por Al Jazeera pedían auxilio exterior, tras asegurar que las columnas blindadas enviadas ayer en refuerzo al cerco gadafista de la ciudad, a 92 kilómetros al suroeste de la capital, ya estaban hoy dentro de la localidad.

En este enclave rebelde se han registrado algunos de los más encarnizados combates desde que comenzó la rebelión contra Gadafi.

Previamente, numerosos seguidores del líder habían salido a las calles de Trípoli para celebrar las "victorias" militares del régimen en Al Zauiya, Rus Lanuf, Misrata e incluso Tobruk, que la televisión estatal libia anunció antes de que se produjesen y que después fueron desmentidas por los rebeldes.

En medio de la intensificación de los combates, Gadafi retó una vez más a la comunidad internacional al asegurar que quiere que le investigue la ONU, en una entrevista publicada hoy por el periódico francés Journal du Dimanche.

"Vamos a permitir a esa comisión que vaya a ver sobre el terreno, sin ningún obstáculo", dijo Gadafi, que insistió en que Al Qaeda está detrás de la revuelta y que él jamás ha disparado contra su pueblo, a pesar de la violenta represión de las protestas.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles