Weekly News

Desde hace 2 años, advirtieron a Japón de riesgo nuclear en terremotos: WikiLeaks

16 de marzo de 2011.

Londres.- La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) advirtió hace dos años al gobierno de Japón del riesgo de que sus centrales nucleares no aguantaran terremotos de gran magnitud, según cables diplomáticos obtenidos por WikiLeaks y difundidos por el diario británico The Daily Telegraph.

Los cables indican que un funcionario de la AIEA comunicó a las autoridades japonesas que la seguridad era obsoleta y que un sismo fuerte supondría "un problema serio".

La contestación de Tokio fue comprometerse a mejorar el nivel de seguridad de todas sus centrales atómicas, y se creó un centro de respuesta rápida en la central de Fukushima, la planta más afectada por el terremoto y el tsunami del viernes, pero los documentos aseguran que el peor escenario que se estableció como hipótesis fue un terremoto de magnitud 7.

El Telegraph informa también de que la inquietud sobre la seguridad nuclear en Japón, uno de los países sísmicamente más activos del mundo, fue una materia de conversación en la reunión que celebró en 2008 el grupo de seguridad atómica del G-8 en Tokio.

Otro documento filtrado por WikiLeaks es una comunicación de la embajada estadunidense en Japón tras esa reunión, en el que se cita la opinión de un experto no identificado que expresa su preocupación por la seguridad nuclear frente a terremotos.

"(El experto) explicó que las reglas de seguridad sísmica sólo se han revisado tres veces en los últimos 35 años y que la AIEA vuelve a examinarlas ahora. También destacó que recientes terremotos han superado en algunos casos los diseños básicos de algunas centrales nucleares, y ese es un problema serio que impulsa ahora un mayor trabajo de seguridad sísmica", afirma.

En otros cables se explica que el gobierno japonés se opuso a una decisión judicial para cerrar una central en el oeste del país tras las informaciones de que no aguantaría un terremoto de magnitud 6.5.

El gobierno de Tokio consiguió frenar la decisión judicial en 2009 con el argumento de que el reactor era seguro y que se habían realizado todas las pruebas de seguridad y garantía necesarias.

WikiLeaks filtró además informaciones oficiales según las cuales Taro Kono, un destacado miembro del Parlamento japonés, afirmó ante diplomáticos estadounidenses en 2008 que el gobierno de su país "tapaba" accidentes nucleares ocurridos en el pasado.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles