Weekly News

LA COLUMNA DESENTUERTOS

16 de marzo de 2011.

Juárez vive consecuencias del “tsunami” de Reyes Ferriz

Jueces del caso Rubí, aseguraron su tranquilidad jurídica

El tiempo perdido los santos lo lloran, reza el conocido refrán, pero en el caso de los miles de habitantes de esta atribulada frontera, debieron vivir tres años de llanto y coraje por la nula actuación por parte del peor alcalde que haya tenido Ciudad Juárez: José Reyes Ferriz.

Todo mundo lo vio y recriminó, tratando de hacer que por cualquier conducto el alcalde “cero a la izquierda” por lo menos desquitara su jugoso sueldo, pero jamás hubo respuesta, solo su huida dejando colgados hasta a los empleados de lo que fue su correduría.

Ni el entonces gobernador, José Reyes Baeza, tuvo los arrestos suficientes para hacer que obras y proyectos de beneficio para los juarenses caminaran, por el contrario soportó como buen cristiano los manozos que recibía de Reyes Ferriz cuando intentaba tenderle la mano.

Si no, recuerde el proyecto de modernización del transporte urbano, donde sin facultad legal alguna “cuchi cuchi” intenó concesionar en su apuro por evitar su segundo fracaso por sacar sus camiones a las calles.

Por cierto, dichas unidades lucieron muy bien ayer en Chihuahua, donde fueron utilizadas para mostrar cómo funcionan este tipo de unidades cruzando toda la ciudad, siguiendo la ruta trazada para el servicio en la consentida capital del estado.

Tres años perdidos, que los juarenses reclaman pues son quienes viven y sufren los rezagos.

--------------

Nadie puede creer que los jueces de tribunal oral que liberaron a Sergio Rafael Barraza Bocanegra, Catalina Ochoa, Rafael Boudib y Netzahualcóyotl Zúñica, hayan abandonado su causa nada más asi como así, sin siquiera asegurarse de no ser objeto de sanciones legales, algo que su simple renuncia no les garantiza.

Juraron y perjuraron tener la razón en su actuación, atrajeron los reflectores a nivel nacional y su mediático abogado defensor, Maclavio Murillo, ahora ni la nariz asoma para explicar el por qué la dimisión.

O hubo mucho miedo o fue que lograron un acuerdo-convenio que les compensó de alguna manera la pérdida de su empleo y prestaciones.

Un convenio que los proteja en su futuro y no recibir de nueva cuenta un ataque legal por su actuación en el caso que luego de la muerte de Rubí Marisol Frayre, le costó la vida a su madre, Marisela Escobedo.

Estamos ante el cierre de un frente político de la administración estatal, pero la pregunta sigue siendo la misma ¿y la justicia para Rubí y Marisela?.

La detención de Sergio Barraza sería sin duda la respuesta, pero y los jueces, ¿de verdad no cometieron irregularidades, por no decir delito, que ameriten sanción?.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles