Weekly News

Vigila Estados Unidos la frontera con más de 130 aviones espías

31 de marzo de 2011.

Más de 130 aviones y helicópteros estadounidenses, además de seis aeronaves no tripuladas han sido desplegados a lo largo de la frontera con México para detectar las actividades del narcotráfico y el crimen organizado; por tierra se ha reforzado la seguridad con al menos mil 500 agentes, casi 300 aparatos de inspección no intrusiva, sensores infrarrojos, videos de vigilancia y sistemas móviles para frenar el tráfico de armas, drogas, dinero y personas.

Esta es parte de la estrategia para blindar la frontera que Estados Unidos ha puesto en marcha en cooperación con México, que incluye el resguardo de las costas a través de la Iniciativa de Seguridad Marítima de América del Norte (NAMSI) para detectar junto con la Secretaría de Marina desde buques hasta minisumergibles utilizados para el tráfico de estupefacientes.

Un informe de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) de EU presentado este mes al Congreso, y en el que colaboraron la Patrulla Fronteriza, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), así como la Guardia Costera detalla las acciones que por aire, mar y tierra se aplican hoy para enfrentar la amenaza común de los cárteles, “bajo un enfoque multidimensional”.

Estrategia y tecnología

El reporte destaca que “el CBP está trabajando más estrechamente que nunca antes con México para detener el movimiento ilegal de drogas, dinero en efectivo, armas y la trata de personas (…) hemos firmado una serie de acuerdos bilaterales y declaraciones para reforzar la cooperación en materia de aplicación de la ley, el intercambio de inteligencia y operaciones conjuntas”.

Agrega que el Departamento de Seguridad Interna estadounidense “va a continuar con los esfuerzos coordinados para derrotar a los criminales de las organizaciones que operan en México y enfrentando los restos a lo largo de la frontera sudoeste”.

La estrategia para reforzar la frontera, detalla el documento, ha implicado una inversión de 600 millones de dólares que se han destinado en el incremento del estado de fuerza: mil nuevos agentes de la Patrulla Fronteriza; 250 oficiales de la CBP en los puertos de entrada y 250 agentes de la ICE en la delincuencia transnacional.

También se recurre al uso de tecnología de punta, y entre los proyectos, se da a conocer, está el desarrollar con el gobierno de México una red de comunicaciones transfronteriza en tiempo real para mejorar las capacidades de coordinación en materia de seguridad con las contrapartes mexicanas.

Se ha estrechado la vigilancia a través de 130 aeronaves (aviones y helicópteros) así como seis aparatos no tripulados (UAS) desplegados en la frontera sudoeste. En coordinación con Administración Federal de Aviación (FAA), se operan las aeronaves sin tripulación que tienen su centro de lanzamiento y recuperación en Corpus Christi, Texas, que permite que los equipos sobrevuelen por primera vez la franja limítrofe desde el sector El Centro, en California hasta el golfo de México.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles