Weekly News

Localizan nuevos restos del avión siniestrado en el Atlántico en 2009

4 de abril de 2011.

París.- Los investigadores que rastrean los restos del avión de Air France siniestrado en 2009 localizaron "una gran parte" del aparato, que cubría la ruta Río-París, anunció hoy la ministra francesa de Transportes, Nathalie Kosciusko-Morizet.

En declaraciones a la radio France Inter, la ministra precisó que se trata de "una parte importante del avión, en una pieza", al día siguiente de que las autoridades galas anunciaran el descubrimiento de nuevos restos.

La ministra agregó que con este nuevo hallazgo se espera "localizar rápidamente las cajas negras" del avión, en cuyo siniestro desaparecieron sus 228 ocupantes.

Se espera que este lunes, los investigadores de la catástrofe del vuelo de Air France Río-París revelarán las primeras imágenes de los restos localizados del avión que se estrelló en el Atlántico el 1 de junio de 2009, en los que hay todavía cuerpos de víctimas.

"Quedan cuerpos en la parte que fue encontrada", declaró Kosciusko-Morizet y dijo que había "posibilidad de identificaciones".

"No estalló todo. Hay una parte de la cabina, y en esa parte hay cuerpos", explicó.

La Oficina de Investigación y Análisis (BEA), que dirige la búsqueda, anunció el domingo el descubrimiento de los nuevos restos y que a lo largo de las operaciones de rastreo realizadas durante el fin de semana el equipo del navío Alucia pudo encontrar "elementos de avión".

Según la nota de la BEA, esos restos, de los que dijo que se ofrecerían nuevos detalles "más adelante", han sido identificados por los investigadores como pertenecientes al avión A330-203, que era el vuelo AF447, el aparato accidentado.

Esta fase de búsqueda, iniciada el pasado noviembre, era la cuarta que se realizaba y respondía al deseo de los familiares de las víctimas, que consideran que el hallazgo de los restos es imprescindible para conocer las causas del accidente.

Según los familiares, las tres anteriores operaciones (la última concluyó el pasado mes de mayo) no se hicieron con el rigor necesario y terminaron sin éxito al no hallar las cajas negras, que los investigadores esperan encontrar entre el material descubierto esta vez.

A falta de la información contenida en esas cajas, la BEA considera en sus conclusiones preliminares que un problema en las sondas de velocidad del avión pudo influir en el accidente, pero indica que ese motivo, por sí solo, no permite explicar el siniestro.

Tanto la aerolínea Air France como el fabricante aeronáutico europeo Airbus fueron imputados en marzo por "homicidio involuntario" por el juez que investiga el accidente con vistas a la determinación de responsabilidades en la caída del avión.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles