Weekly News

La Opinión de:
Edna Lorena Fuerte
JUÁREZ, PUNTA DE LANZA: “A GANAR”

26 de abril de 2011.

“A ganar” es el sugerente nombre con el que se ha lanzado el programa de desarrollo social que las fundaciones que presiden Carlos Slim, William Clinton y Edson Arantes Do Nascimento “Pelé” están impulsando en esta frontera, la idea general es que a través de la inversión en el entrenamiento futbolístico de los jóvenes, y su formación en diferentes actividades que los integren a la vida académica y los preparen para el ámbito profesional, se logre rescatar al grupo de jóvenes de ente 16 y 24 años.

Este programa ha funcionado exitosamente en países de Latinoamérica y el Caribe, reportando cerca de 5 mil jóvenes integrados o reintegrados a la vida académica y laboral, de acuerdo con datos de las propias organizaciones, alrededor del 70% de los jóvenes involucrados en el programa logran terminar sus estudios y conseguir un espacio de desarrollo en la vida productiva. Sin duda buenas cifras e indudables logros en un panorama en el que son los jóvenes los más afectados por las situaciones críticas que vive nuestra sociedad: la violencia, la inseguridad, el desempleo y, en general, la falta de oportunidades de desarrollo.

No es nuevo el trabajo que la fundación de Carlos Slim realiza en materia de educación y desarrollo juvenil, sin embargo, llama la atención la forma en que se lanza este nuevo proyecto de apoyo social y que involucre a dos personalidades que representan, en muchos sentidos, lo más positivo de ambos lados de la frontera. Y el decidir a nuestra ciudad como punto de arranque de este proyecto nuevamente nos coloca como punta de lanza de los esfuerzos de reconstrucción de nuestra sociedad.

No es gratuito que estas organizaciones vengan a Ciudad Juárez a buscar iniciar el camino de la recuperación, a abrir una brecha de esperanza y una puerta que inicie por cambiar vidas. Aun en una escala insuficiente, pues las necesidades reales están muy por encima de lo que estas organizaciones proyectan invertir, las exigencias de la realidad al límite que vivimos están muy por encima de cualquier ejercicio de buena voluntad, es necesaria la acción de los organismos que por obligación de ley deben trabajar en esos aspectos, no podemos dejar de enfatizarlo.

Pero desde la sociedad civil surge el compromiso bilateral que tanto hemos exigido de los estados que divide esta frontera, es necesario tener en cuenta que existe esa corresponsabilidad, ya en los números, qué tanto pueda impactar la labor de este programa en la realidad global de nuestra ciudad, es decir, qué tanto el apoyo individual se convierta en un asunto social y verdaderamente cambie el futuro inmediato de esa generación de jóvenes que, en este momento, tienen los caminos del futuro cerrados.

Por encima de cualquier consideración, hay un par de aspectos que debemos señalar y seguir de manera puntual en lo que toca a este proyecto: la acción de la sociedad civil como base del cambio, y la importancia que nuestra ciudad debe tener en ese cambio. Desde las más diversas trincheras, cómo lo señalábamos en días pasados, desde la voz de Javier Sicilia, y ahora como centro de proyección de la voluntad de estas organizaciones, Ciudad Juárez es un punto ineludible en el mapa de la recuperación, la puerta del país, desde la Frontera Norte, debe ser abierta para que por ella podamos transitar en el camino de la recuperación de la paz social, la certidumbre del desarrollo y la reconstrucción del tejido social que ha sido destruido vorazmente en los últimos años.

Pero para recuperar, es necesario entender que la problemática está más allá de los grupos vulnerables, que no se trata de casos aislados y no se puede restringir a algunos cientos o miles, se ha permeado de tal forma la destrucción en el tejido social que es necesario crear mecanismos de recuperación sí para los jóvenes, pero también para todos los miembros de las familias y para quienes no tienen familia, para desempleados y subempleados, para jóvenes que no tienen acceso a oportunidades escolares, como quienes están en un sistema educativo incapaz de retenerlos, en suma, el problema es mucho más amplio y todos estos esfuerzos deben sumarse, deben hacerse tan grandes como el problema para poder abarcarlo. Soy Edna Lorena Fuerte y mi correo es [email protected] para sus comentarios. Gracias.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles