Weekly News

Libera grupo anti-secuestros a madre e hijo de 2 años de plagiarios

30 de abril de 2011.

Chihuahua, Chih.- Agentes de la Unidad Antisecuestros de la Fiscalía General del Estado lograron rescatar sanos y salvos y en tan sólo 48 horas, a una mujer de 28 años y a su hijo de dos; además capturaron a cuatro plagiarios.

Así lo informó el gobernador del Estado, César Horacio Duarte Jáquez, quien detalló que con esta aprehensión suman ya 100 los secuestradores detenidos en lo que va de la administración estatal.

“La Fiscalía registró un caso inédito de un secuestro de una madre con un niño, que fue liberado ayer. Tenemos grabaciones en donde la mezquindad y la perversidad de los secuestradores tenían la amenaza a los padres de descuartizar a la criatura de dos años”, declaró el mandatario estatal.

El jefe del Ejecutivo añadió: “Afortunadamente no se pagó el rescate, se detuvo a cuatro de los secuestradores, se han aclarado siete secuestros a este grupo delictivo y es sin duda un regalo extraordinario a ese niño y a los niños de Chihuahua, para que la labor de la Fiscalía y el trabajo que hacemos a favor de los infantes permita que no se perturbe su desarrollo”, señaló.

Madre e hijo fueron secuestrados al salir de su domicilio el pasado día 26 de abril y llevados a la casa de cautiverio marcada con el número 646 de la calle 16 de Septiembre en la colonia Tierra y Libertad.

Tras un operativo realizado por agentes antisecuestros de la Fiscalía General del Estado con apoyo de la unidad de inteligencia de la PGR, se logró ubicar a los plagiarios en tan sólo 48 horas.

Durante el lapso de cautiverio, los secuestradores llamaron varias veces a la familia exigiendo la cantidad de 700 mil pesos por su libertad o de lo contrario la madre y el niño pagarían las consecuencias.

El operativo de rescate inició el jueves 28 con la captura del cabecilla de la banda, Jesús Antonio Alonso Galdean de 27 años y apodado “el Chuy”, cuando circulaba acompañado de su esposa por la vialidad Sacramento a bordo de un vehículo Oldsmobile color blanco.

Posteriormente se logró ubicar la casa de cautiverio donde los agentes desplegaron una estrategia operativa para el aseguramiento de la madre y su menor hijo, los cuales se encontraron vendados de los ojos en una habitación ubicada en la planta alta del domicilio.

En el operativo se logró detener a dos secuestradores cuando intentaban huir. Se trata de Jesús Alfredo Carreño Torres, alias “el Topo” de 21 años y a Rafael Humberto Soza, alias “el Pipiolo” de 22 años.

Más tarde fue detenido Emanuel David Almodóvar Burciaga, alias “el Lito” de 31 años, enfermero de profesión y a quien se le encontró en el interior de su vehículo una pistola calibre .45.

En el operativo de rescate se aseguró otra arma de fuego, nueve teléfonos celulares, una camioneta Oldsmobile modelo 1999 color blanco; un Stratus modelo 2000 color dorado y un Neón color verde.

El grupo antisecuestros continúa la investigación tras la identificación de otros tres integrantes de la banda: Adán Armando Jiménez Alonso, alias “el Pillo” y los hermanos Yair Alejandro y René Osvaldo Rivera Alonso.

La banda es responsable de otros siete secuestros y entre sus víctimas figuran personas con quienes mantenían relación de trabajo, amigos y hasta familiares, por lo que su nivel de peligrosidad y falta de escrúpulos son altos.

Los secuestros perpetrados por están banda desarticulada son:

1.- Noviembre de 2009. Un estudiante, amigo del cabecilla de la banda.

2.- Enero de 2010. Una empleada de ellos.

3.- Febrero de 2010. Una estudiante de nivel universitario.

4.- Octubre de 2010. Un estudiante menor de edad.

5.- Noviembre de 2010. Propietaria de un salón de eventos.

6.- Enero de 2011. Maestra de escuela primaria.

7.- Recientemente, a una cuñada del cabecilla de la banda.

Los secuestros eran planeados en una vivienda de la colonia Roma. Los montos que pedían por la liberación de sus víctimas fluctuaban entre los 50 mil y 300 mil pesos, además de vehículos que después ofertaban en lotes de la ciudad.

Jesús Antonio Alonso Galdean era quien se encargaba de las “negociaciones” con las familias a las cuales presionaba con amenazas de mutilación a las víctimas, con vender sus órganos o bien con asesinarlas si no les entregaban el dinero.

Incluso amenazaban con matar a los familiares de los secuestrados y que contaban con apoyo de infiltrados en las corporaciones policiacas quienes se encargaban de vigilar sus movimientos.

Con la desarticulación de esta banda, suman 100 los secuestradores detenidos en el periodo de octubre del 2010 a la fecha.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles