Weekly News

La Opinión de:
Cruz Pérez Cuéllar
La reforma laboral y la indolencia priista

2 de mayo de 2011.

Al momento de escribir estas líneas faltan unas cuantas horas para que concluya el Periodo Ordinario de Sesiones en la Cámara de Diputados, y los legisladores priistas con esa indiferencia que los caracteriza, capaz de sacrificar el interés colectivo cuando el propio está en peligro, contra todo y contra todos se resisten a aprobar la Reforma Laboral.

Convencidos estaban ya de avalar la reforma, que añeja ya por los cuarenta años que la preservan pero lista para salir a flote por las 335 iniciativas que a lo largo de ese tiempo han sido presentadas y que la hacen viable en este momento, los tricolores recibieron de último momento el llamado silencioso y perverso que los hizo recular.

No importa, hay tiempo para retomar el camino, el PAN en San Lázaro está a la espera de que la gente de Francisco Rojas regrese a terminar lo que empezaron, pues aunque reacios llegaron a estar conscientes de la necesidad de sacar adelante la Reforma Laboral que daría respuesta a los principales problemas en materia laboral que enfrenta nuestro país, y con ello se solucionarían otros de índole social.

En fin, las razones para aprobar este paquete de leyes son muchas, aquí tan sólo referiré algunas para aclarar el punto, que no son otras que las ya mencionadas por nuestro dirigente nacional Gustavo Madero Muñoz: entrada en vigor la Reforma Laboral, primero obligaría a las empresas privadas o entes gubernamentales a dar trabajo a jóvenes, de 1 a 6 meses; a estudiantes en lapsos que van desde una hora diaria, hasta varias por una semana o meses; a mujeres embarazadas, con 12 y no 6 semanas de descanso previo y posterior a los partos; a adultos mayores con capacitación; prohibición de trabajo a menores de 14 años que no vivan con sus familiares, entre otros.

En el caso de los jornaleros agrícolas se contempla seguro social, agua potable en la jornada, transporte adecuado, guarderías, primeros auxilios y habitación digna; el “outsourcing” sería regulado mediante contratos por escrito, con seguro social y que los trabajadores cumplan con normas de seguridad e higiene. Se obligará a las empresas a que acondicionen sus instalaciones para el acceso y tránsito de personas con discapacidad.

En todos los casos, se propone que tanto estudiantes, adultos mayores, mujeres y personas con discapacidad reciban además de la oportunidad de un empleo fijo o temporal, sus respectivas prestaciones y servicio del Instituto Mexicano del Seguro Social. En fin, la reforma es buena en todos los sentidos, no veo un razonamiento lógico que se oponga a ella.

El país pide a gritos este cambio y el PRI lo quiere evitar, ¿por qué?, ¿acaso aprobarla afectaría su relación con líderes sindicales o con los dueños del dinero en México?; ¿A quién le tiene miedo Humberto Moreira, o en su defecto, Peña Nieto?

Estos son cuestionamientos que deberá responder el PRI a los ciudadanos, pues son ellos y nadie más los que se oponen a dar este paso tan importante como necesario para los mexicanos, y en el cual, el Partido Acción Nacional ha trabajado durante décadas para llegar a este punto, pero lamentablemente se topa de nuevo con piedra, sí, con piedra dura que no hace más que permanecer inmóvil cuando el pueblo los necesita. Hoy estamos viviendo una dura prueba y es justo que todos los partidos políticos veamos más allá de nuestros propios intereses.

Se habla de que una vez resuelto este asunto se generarían 800 mil empleos anualmente, lo cual le daría vida al país que sufre una etapa muy difícil por la inclemente violencia que incide indiscutiblemente en el desarrollo económico y social, por ello el cierre de muchas empresas de todos los tamaños y de todos los giros.

El desempleo mantiene en vilo el orden social que agobiado por la inseguridad amenaza con problemas mayores, tal como sucede en países de regular estabilidad económica, donde males de gran envergadura permanecen latentes y tarde o temprano explotan creando el caos, que fácilmente podía evitarse con una legislación adecuada y oportuna que responda a esas necesidades.

El futuro de México está en juego y es de vital importancia que se apruebe éste y otros paquetes de leyes que vendrían a mejorar las condiciones de los ciudadanos, entre ellos quedarán pendientes también la Reforma Política y la de Seguridad, mismas que fueron enviadas esta semana a las comisiones por falta de acuerdos y de voluntad política para sacarlas adelante, pese a un enorme trabajo de consenso y de acuerdos realizados durante todo el periodo ordinario de sesiones.

Comentarios favor de enviarlos al correo [email protected]

Lo invito a seguirme por Twitter en twitter.com/cruzperez



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles