Weekly News

La Opinión de:
Sergio Armendáriz
Tres apuestas y un escenario

2 de mayo de 2011.

La república se mueve en diversas direcciones y dinámicas, el país padece los inmensos dolores de un parto que no acaba históricamente de consumarse, los actores y protagonistas son no pocas veces consumidos y devorados por la vorágine misma de los acontecimientos que desbordan la posibilidad de un control que hace tiempo escapó a la determinación de la simple voluntad presente. Hay varios intentos de darle racionalidad al caos, provenientes de diversas fuentes sociales, veamos tres de ellos en lo inmediato

Empiezo haciendo referencia a la denominada “reforma política”, que en los hechos plantea un camino complejo y tortuoso con rumbo a la difícil realización de las candidaturas independientes, facilitando por otro lado la circunstancia de la reelección consecutiva e inmediata para la representación partidocrática. Ciertamente que el proceso de aprobación es largo y también sinuoso, las perspectivas son distintas y en ocasiones encontradas, sin embargo, es un hecho que la cultura política de la “clase” política mexicana no es precisamente un dechado de modernidad.

En 1976, Octavio Paz afirmaba “...en la modernidad mexicana hay gente que se hace el psicoanálisis, hay gente que es racionalista, en fin, todo eso es moderno. Pero si tú examinas –lo expresa en entrevista con Elena Poniatowska– las prácticas profundas de los mexicanos, sobre todo de moral privada o de política, por ejemplo, encontrarás que son prácticas muy antiguas. Maquiavelo decía que la historia humana registra dos maneras de gobernar: una, cuando el príncipe gobierna con sus iguales, los barones; y otra, cuando el príncipe gobierna al país no con sus iguales, sino con sus parientes que en realidad son sus criados...” Imagine usted querido lector, la mezcla perenne de patrimonialismo y acarreo del voto, con el escenario actual de régimen de poder mediático como añadido y tendrá un esquema tendencial de las consecuencias de la reelección legalmente promovida.

El otro intento tiene que ver con lo que viene gestándose con el nombre de “La Marcha del 8 de Mayo”, movimiento social masivo que parte del detonante de la tragedia personal del escritor Javier Sicilia, procesada simbólica y políticamente a través de la expresión de “¡¡¡Ya estamos hasta la madre” Se espera una movilización impresionante en la dimensión nacional e incluso internacional, las muestras de solidaridad son múltiples y sin duda, la concreción del movimiento se aplica en la lógica de un escenario de espacio y tiempo muy propicio para el ejercicio de una inteligencia política que tramita expresión y lenguaje de manera magistral; Javier Sicilia, de emblemático apellido, es un productor de discurso tan eficaz en la circunstancia política, como quizá solamente pueda considerarse como antecedente lingüístico el otrora famoso “Subcomandante Marcos”. En ese sentido, es importante recordar que se piensa firmar “El Pacto por la Paz y la Reconstitución del País”, en muestra de consolidación de este movimiento ciudadano nacional, en la misma Ciudad Juárez, para evidenciar el poder simbólico de esta expresión política colectiva.

El tercer interesante intento remite a una iniciativa del Gobierno estatal de Chihuahua, que en el contexto de realización de un Encuentro para promover los Valores y la Cultura de la Legalidad, en este mes que inicia, exhibiendo una serie de documentales trascendentes sobre la historia mafiosa de la ciudad de Palermo, Italia; orígenes, estructuras, tipologías delincuenciales, alianzas mafiosas y por supuesto el nudo organizativo existente entre políticos encumbrados, burócratas incondicionales y delincuentes de oficio.

Por supuesto, con toda certeza se explicará la acción sanificadora de la célebre “Primavera de Palermo”, movimiento social de descomunal importancia y efecto, aglutinador de las mejores virtudes, talentos e intenciones de la recuperación ciudadana palermitana de los espacios públicos e institucionales, bien por la inteligencia estratégica de cambio aplicada por las instancias gubernamentales mismas.

Todo lo anterior en el escenario de un año de refundación de Ciudad Juárez, auténtico tiempo de renacimiento de una ciudad que hace acopio de lo mejor de sus virtudes inteligentes, como es el caso, de manera ejemplar, de la iniciativa civil denominada “Juárez competitiva”.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles