Weekly News

La Opinión de:
Cruz Pérez Cuéllar
Reforma política: Avances y dudas

9 de mayo de 2011.

El pasado miércoles 27 de abril la Cámara de Senadores aprobó la Reforma Política que ha sido ampliamente comentada por la clase política, los medios de comunicación, y las y los ciudadanos que se interesan en la vida pública y que no pierden la esperanza de que las cosas cambien para bien.

La Reforma aborda temas sin duda de gran relevancia para la transición democrática, porque si bien es cierto que en el año 2000 las y los mexicanos terminamos con la dictadura perfecta, también lo es que Fox y Calderón han gobernado bajo el mismo modelo y muchas reformas de fondo se han atorado en ambas Cámaras; es triste decirlo pero ha sido debido a que desde Zedillo ningún Presidente ha tenido una mayoría legislativa que lo apoye.

Soy de los que piensan que un país no puede llamarse así mismo cien por ciento democrático si los ciudadanos no se pueden postular sin las siglas de un partido político a puestos de elección, es decir, el monopolio que 70 años fue del PRI ahora lo es de todos los partidos, no es democrático que los ciudadanos no tengan derecho a iniciar leyes y mucho menos lo es que tengan que aguantar si un representante popular se olvide de sus compromisos con la ciudadanía y sólo obedezca la línea que le marca su dirigencia partidista.

Veamos algunas de las figuras aprobadas:
Derecho de los ciudadanos a iniciar leyes: De acuerdo a la reforma si los ciudadanos logran reunir el 0.25 % del listado nominal en el país tendrán el derecho a iniciar leyes, un buen amigo me decía eso es menos que imposible y mi respuesta es no si el convocante es Javier Sicilia, por mencionar solo un ejemplo.

Consulta Popular: Los asuntos de trascendencia nacional podrán ser sometidos a Consulta Popular por el Presidente de la República o a solicitud del 33% de los integrantes de cualquiera de las dos Cámaras.

Iniciativa Preferente: El Presidente de la República podrá presentar al Congreso de la Unión Iniciativas con el carácter de preferentes, es decir, que las Cámaras estarán obligadas a dictaminarlas en un periodo relativamente corto y pronunciarse a favor o en contra de temas que serían, sin duda, de la mayor relevancia, hoy la costumbre es mandarlas a la congeladora para evitar pagar cualquier costo político ante su indolencia.

Reelección Legislativa: Sin duda, un tema impopular por el desprestigio con el que carga la labor legislativa, pero no hay que cansarse de repetir la verdad aunque esta no goce de la mayoría de las simpatías, la única forma en que las y los legisladores se divorcien de la lealtad absoluta a la partidocracia es que tengan que ser premiados o castigados por sus electores. En los países más avanzados del mundo funciona la reelección legislativa y normalmente las bancadas votan en función de los intereses de sus representados y no de sus dirigencias.

Reelección de ayuntamientos: Bajo el impulso del paisano Ramón Galindo Noriega, el Senado aprobó reconocerle a las legislaturas de los estados la facultad de decidir si en cada entidad elimina el impedimento de la reelección consecutiva de los ayuntamientos.

La propuesta del PAN, en ese sentido, responde a la necesidad de impulsar mejores gobiernos, considerando que el costo de aprendizaje (cada tres años) es poco tiempo para consolidar proyectos trascendentes en los distintos rubros, y demás se impulsaría la rendición de cuentas.

Luego de lo anterior se abre una gran interrogante: ¿la Cámara de Diputados y después, las legislaturas de los estados, se atreverán a romper esquemas y cambiar un modelo agotado por otro que al menos en los países mas avanzados del mundo ha probado su eficacia?, considerando que primero la Cámara de Diputados hizo lo propio para la reelección de sus mismos miembros empero dejaron a criterio de las legislaturas locales y gobiernos –algunos ultraconservadores– la posibilidad de quitarse el tabú de la reelección.

Además, la mayoría priísta consideró que todavía no es pertinente dar ese paso a nivel alcaldías o gubernaturas porque ahí se manejan recursos que podrían ser utilizados en beneficio de los ediles interesados en reelegirse, cuando son ellos los que han dado muestra de eso, aún sin la necesidad de alguna reforma, pues tan sólo para un botón se puede ver claramente la herencia política que deja el actual presidente nacional del PRI Humberto Moreira Valdes, en Coahuila, para que su hermano Rubén con toda la estructura pueda sucederle y así mantener el poder otros seis años.

Vivimos nuevos tiempos que requieren de nuevos modelos y herramientas, que en este caso, permita a los ciudadanos premiar o castigar a los buenos y malos políticos, no únicamente en lo que se refiere a la carrera de legisladores federales, sino de diputados locales, alcaldes y regidores.

Comentarios favor de enviarlos al [email protected]

Lo invito a seguirme por Twitter entwitter.com/cruzperez



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles