Weekly News

América es... el negrito en el arroz

9 de mayo de 2011.

Cuando se promete demasiado a una afición siempre exigente, demandante de triunfos, éxitos y títulos, se corre el riesgo de, cuando menos, quedar mal a cuenta de la palabra empeñada. Carlos Reinoso prometió laureles a su arribo al banquillo del América y este semestre no logrará ninguno de los dos que se proponía.

Primero. En la Copa Santander Libertadores fue eliminado el martes 3 en La Corregidora de Querétaro por Santos de Brasil, víctima de su empeño en que el Ame (así le dice Reinoso) va por todas siempre; el plantel y sus alcances le demostrarían que no, que hasta las Águilas, como cualquier equipo profesional, debe saber elegir a tiempo a cuál competencia dedicarse de fondo, a riesgo de sólo quedarse con la palabra en la mano.

El Maestro (así le dicen sus seguidores) vendió hacia fuera la idea de que la Libertadores y la Liga eran posibles, con él todo era posible, todo era ganable, pero lo malo fue que al interior del grupo también se lo creyeron. Ahí está su obra: el fracaso.

Segundo. El de anoche, ante Monarcas Morelia en la vuelta de los cuartos de final del Torneo Clausura 2011 debe ser el peor partido que se le ha visto al América en esta era, fue un equipo, luego de sus buenos veintitantos minutos de arranque, desastroso. Si alguna vez hubo un plan de ataque, construcción de jugadas y defensa, todo ello se quedó en el Ipad de Reinoso, porque el deseo de lograr una remontada no pasó de eso, un deseo atrapado en un chip, que pudo ser real luego del 0-1 (2-2) obra de Diego Reyes, al minuto 4, cuando el equipo de casa todavía no abría los ojos, en el que sería el partido más importante que recientemente han jugado los dirigidos por un espléndido Tomás Boy.

Monarcas acabó paseando la pelota delante de los defensas americanista, extraviados, confundidos, incapaces de frenar a Joao Rojas Elías Hernández, Rafael Márquez… todos los michoacanos convertidos en un polvorín que se prendió a tiempo sabiendo que a las Águilas no se les puede simplemente ganar, hay que aplastarlas, humillarlas cada que se pueda y en Liguilla mucho más, porque siempre quedarán secuelas.

laaficion.com



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles