Weekly News

ENFOQUE CIUDADANO
Por: Héctor Hernández García
¿POLÍTICO O CIUDADANO?

9 de mayo de 2011.

He decidido escribir esta columna con dos objetivos: establecer un contacto directo con la gente de Ciudad Juárez y compartir con ustedes mis experiencias, opiniones y puntos de vista. Espero lograr ambos objetivos.

Desde que recuerdo he participado, en forma activa, en todas las actividades que inciden en la vida diaria de mi entorno. Ahora sé que a eso se le llama activismo social y que está muy cerca del activismo político. Bueno, pues eso he hecho siempre.

Y lo he hecho por una sencilla razón, cualquier cosa que suceda en mi entorno (buena o mala) afecta a mis seres queridos, sí, mi padres, hermanos, esposa e hijos siempre reciben, directa o indirectamente, los resultados de lo que pasa a nuestro alrededor.

Desde pequeño, supe que si los adultos no nos vigilaban en las calles o en los parques, las posibilidades de tener un accidente eran mayores. Hoy, si los adultos no vigilamos a nuestros niños, el riesgo ya no son los accidentes sino que puedan ser víctimas de un robo, de un secuestro o hasta de una bala perdida en un fuego cruzado. Así han cambiado las cosas.

Pero el hecho relevante es que, cada uno de nosotros como sociedad, tenemos el inevitable deber de participar en la vida pública, política, social y económica de nuestra ciudad.

Por esta razón siempre he estado consciente de que todo lo que pueda hacer por mejorar, aunque sea un poco, el estado de cosas en mi calle, en mi colonia, en mi parque, en mi lugar de trabajo, etcétera, será siempre en beneficio de la sociedad, sí, pero también de los míos.

Estos razonamientos me llevaron, por muchos años, a participar en todas las actividades extra escolares de mis hijos, en las de carácter comunitario en mi colonia (soy originario del Ejido San Agustín en el Valle de Juárez), y en las de carácter deportivo.

Para mí, ayudar a mis vecinos, no es una molestia ni representa un desprendimiento de cosas materiales, no. Ayudar a quien lo necesita es una obligación moral ciudadana.

Por todas estas razones, por muchos años participé ayudando a políticos del PAN cuando hacían sus campañas o precampañas, en un territorio totalmente vestido de tricolor.

Incluso, cuando llegué a ser Presidente Ejidal de San Isidro, fui el primer presidente de ese Ejido que no militaba en el PRI, pero la gente siempre me reconoció, más que como un panista, como alguien que era parte de ellos, que vivía sus mismos problemas, y que siempre ha buscado la forma de colaborar con mi comunidad. Hasta la fecha sigo haciendo lo mismo.

Sin embargo, poco a poco me fui dando cuenta de que esa actividad casi no influía en las cosas importantes; por las gestiones que siempre he realizado ante distintas dependencias de gobierno, caí entonces en la cuenta de que las decisiones trascendentes para una comunidad las toman los políticos.

Por eso es que, después de mucho pensarlo y consultarlo con mi familia, tomé la decisión de dar el salto mortal (como en la suerte de la charrería), pasar de la trinchera ciudadana, en la que me he desempeñado activamente por más de 30 años, a la actividad política, con un solo objetivo: hacer que las cosas cambien.

Por eso, en 2009 busqué la diputación local por el Distrito Electoral 01, en donde logramos una gran participación ciudadana, sin embargo, por una virulenta e inédita operación política del PRI favoreciendo al PVEM, no obtuve el triunfo en las elecciones, pese a que fue el Distrito Electoral que tuvo la mayor participación ciudadana que el resto de los de Juárez.

Hoy, tengo el cargo de Regidor del PAN en el Cabildo de Juárez, mismo que obtuvimos me las elecciones del 2010, y sigo empeñado en darle a la política un Enfoque Ciudadano, aunque muchos me tachan de ingenuo e idealista, aun dentro de mi propio partido, no dejaré de luchar para que realmente sean los ciudadanos los que tengan el poder y las decisiones.

De eso tratará esta columna quincenal, de eso platicaré con ustedes, de las experiencias vividas en la arena política y de, cómo, un “inexperto” e “ingenuo” ciudadano tiene que enfrentar a los lobos y zorros de la grilla.

Como de lo que se trata aquí es de que exista un verdadero ejercicio de comunicación, no solo espero contarles a ustedes mis experiencias, ideas, sueños, problemas y luchas, sino que también deseo recibir sus comentarios, sus críticas y, sobre todo, sus sugerencias para lo cual les dejo aquí mi correo electrónico: [email protected], mismo que ofrezco revisar constantemente y responder a todas sus inquietudes. Hasta la próxima.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles