Weekly News

El Chicharito y Messi, frente a frente en la cima del futbol

17 de mayo de 2011.

El argentino Leo Messi, 'La Pulga', uno de los mejores jugadores del futbol mundial, y el mexicano Javier 'Chicharito' Hernández, un referente del Manchester United, buscarán la gloria en Wembley, en la final de la Champions.

"Ejerce en silencio, por acciones y no por palabras, porque Leo Messi sólo produce titulares con los pies".

La primera parte de la frase es de Mónica Dómina, su profesora en el colegio Las Heras, la segunda de Jorge Valdano, el director general del Real Madrid.

Hace tiempo que a Leo Messi, de sólo 23 años, le buscan recambio como rey absolutista del futbol mundial. Son inevitables las comparaciones con Diego Armando Maradona, aunque 'La Pulga' se cansa de repetir que quien las establezca es que no ha visto nunca jugar al Diego.

También con Cristiano Ronaldo, el altivo delantero del Real Madrid, y últimamente Pelé, otro de los grandes popes de la pelota, se empeñó en establecerlas con Javier 'Chicharito' Hernández, el mexicano de 21 años del Manchester United, contra quien jugará el Barcelona la final de la Liga de Campeones el próximo 28 de mayo.

Messi está en lo más alto y lo ha conseguido todo con sigilo, a pesar de que su currículum invita al escándalo. Es Leo, 'La Pulga' un tipo tan tímido fuera de los focos y del césped como determinante cuando se trata de gambetear a los defensas.

Parece tan poca cosa vestido de calle, como imponente cuando se viste con la playera con el diez en la espalda. Es el antihéroe, un tipo tan sencillo que nos demuestra que en realidad estamos equivocados al calificarlo así en cuanto entra en un campo de fútbol.

Uno, dos, tres toques, cuatro regates, cuarenta, cincuenta goles por temporada. Algo sólo al alcance de los elegidos.

Y es que Messi siempre se ha movido en una dualidad a lo Jekyll y Hyde. Acostumbrado a jugar desde muy pequeño con chicos mayores (todos lo querían en su equipo para ganar), Leo, 'La Pulga', se ha refugiado en un don especial jugando al futbol para salir adelante, un carácter descubierto por casualidad cuando con cinco años "un picado" (un partidillo) organizado por sus hermanos y primos dejó los equipos en impares.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles