Weekly News

El gobierno promete que no desalojará a manifestantes

21 de mayo de 2011.

Madrid.- Mientras el Movimiento 15-M adelantaba ayer que hará “resistencia pacífica” en caso de ser desalojados de la madrileña Puerta del Sol, donde desde hace seis días acampan en protesta por el bipartidismo político, la corrupción y la falta de empleo, entre otras cosas, el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez, prometía actuar “bien y con inteligencia”, tomando en cuenta que hoy es jornada de reflexión en España ya que mañana habrá elecciones autonómicas y municipales.

Las decenas de miles de “indignados”, como se hacen llamar los protestantes que se concentran en más de cien ciudades españolas, no consideran que boicotearán la jornada de reflexión porque “oficialmente no hemos convocado ninguna concentración, pero sí seguiremos con la acampada en forma pacífica. Incluso hemos pedido que la gente que está aquí no grite, ni haga consignas políticas”, explicó Juan (sin dar a conocer su apellido), uno de los voceros del 15-M. La Junta Electoral Central prohibió cualquier tipo de concentración para hoy.

“Vamos a actuar con inteligencia, el gobierno garantizará todos los derechos”, afirmó Rodríguez Zapatero y añadió que tiene “respeto” y “comprensión” por los que se están manifestando.

Expresó que hay que tener “sensibilidad” por el impacto que ha tenido la crisis en los jóvenes y en sus expectativas y destacó, en favor de los concentrados, que los están haciendo “de manera pacífica”. “Eso es importante”, y recordó que “las cosas cambian con el voto y la participación política”.

“Sprint final de este round en contra de la democracia perdida. Todos a la calle el 21 de mayo”, “Jornada de reflexión política. Hay que hacerles reflexionar. Hay que salir a la calle”, “A manifestarse todo el mundo. Pásalo. Que no se quede aquí” y “Todos a Sol pacíficamente, que es lo que os jode”, son algunos de los mensajes de celular enviados por el 15-M.

En el último día de campaña electoral, el derechista y opositor Partido Popular (PP), favorito en todas las encuestas para las elecciones de mañana, exigió al gobierno que haya una verdadera jornada de reflexión y que impida las concentraciones en algunas de las principales ciudades el país del 15-M.

“La Junta Electoral quiere guardar la jornada de reflexión y yo creo que los españoles tenemos a ello, legalmente y constitucionalmente, nos garantiza un Estado de democrático como es el que tenemos”, declaró María Dolores de Cospedal, número dos del PP.

Para el coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, la prohibición de la Junta Electoral es un error por lo que su formación presentará un recurso contencioso administrativo ordinario ante el Tribunal Supremo para que anule la decisión del organismo.

Algunas de las propuestas de los manifestantes son: una reforma a la ley electoral que incluya listas abiertas (para elegir a los propios representantes y no a una lista confeccionada por un partido), impedir que se presenten a las elecciones imputados en procesos judiciales y escaños parlamentarios proporcionales al número de votos.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles